La Oficina de Censos informó la nueva composición demográfica de Estados Unidos, lo cual llevará a una nueva cantidad de escaños en el Congreso para cada Estado.

El Censo Nacional de Estados Unidos que inició el gobierno de Donald Trump en 2020 finalmente concluyó. Más allá de los importantes datos demográficos, como que el país alberga 331 millones de personas, el Censo definió una nueva cantidad de diputados que le corresponde a cada Estado para el Congreso Nacional en las próximas elecciones.

Este Censo dio resultados muy positivos para los republicanos: las principales migraciones internas entre 2010 y 2020 se dieron de Estados ultra-demócratas, como California, Illinois o Nueva York, a Estados más republicanos, como Texas o Florida.

Los resultados muestran que el poder político en el país está pasando de los Estados del medio oeste y noreste a los del sur y el oeste, quienes pasarán a tener una mayor influencia en el Congreso y pasarán a recibir más fondos federales.

Como se asigna 1 diputado cada 100.000 habitantes, para las elecciones de 2022 muchos Estados republicanos tendrán la oportunidad de elegir una mayor cantidad de diputados para la Cámara de Representantes.
En particular: Texas ganará 2 diputadosColorado, Florida, Montana, Carolina del Norte y Oregón ganarán 1 cada uno. Por su parte, California, Illinois, Michigan, Nueva York, Ohio, Pensilvania y West Virginia perderán 1.

De hecho, la explosión poblacional de Texas fue tan grande que estuvo a punto de ganar 3 diputados, lo mismo que Arizona, que estuvo muy cerca de ganar uno pero finalmente quedó sin cambios. Lo mismo ocurrió para el otro lado, por ejemplo los funcionarios de la Oficina del Censo dijeron que si hubieran contado 89 personas menos en Nueva York, el Estado habría perdido 2 diputados en vez de uno.

Fuente: Oficina de Censo de Estados Unidos.

Ahora los gobernadores de cada Estado, junto a las Legislaturas locales, deberán aprobar sus esquemas de redistribución de distritos, donde limitarán sus territorios en la misma cantidad de diputados que ahora se les fue asignado.

Cabe aclarar que en Estados Unidos existe el sistema de circunscripción uninominal para elegir diputados, por lo que, en cada distrito, los votantes eligen un solo candidato, en vez de votar largas listas de candidatos en todo el Estado y luego usar el sistema d’hont para ver cuántos entran, como ocurre en la gran mayoría de países sudamericanos y europeos.

Le recomendamos: Ron DeSantis IMPLACABLE: El gobernador tomó MEDIDAS contra los que quieren ocasionar DISTURBIOS

videoinfo__video2.bles.com||63bd437d2__

Ad will display in 09 seconds

Esta redistribución ha sido siempre un punto de controversia en el país. Como las fronteras de cada distrito quedan en manos del gobernador de turno, lo que ocurre es que el partido que esté en el poder cuando se hace el censo tiene la posibilidad de armar distritos con formas muy extrañas que agrupen los votantes que más benefician a su partido. 

Esto lleva a que haya Estados con sobrerrepresentación de un partido u otro a nivel legislativo en el Congreso nacional, fenómeno popularizado en el país como gerrymandering, en honor al gobernador demócrata de Massachussetts, Elbridge Gerry, quien una vez para lograr que un distrito fuera ganado por su partido, lo creó con forma de salamandra, agarrando a todos votantes de clase baja de su partido y aislando a los votantes de clase media que en aquél entonces votaban por la oposición.

Si los gobernadores de los Estados republicanos que ganaron bancas hacen un gerrymandering efectivo, podrán ganar varios asientos en el Congreso para el Partido Republicano, facilitando recuperar la Cámara Baja en las elecciones de 2022.

Fuente: derechadiario.com.ar