Redacción BLes – Aunque el gobernador de Florida, Ron DeSantis, nunca ha emitido un mandato de mascarillas a nivel regional, y Florida es una de las zonas que ha conseguido reducir al mínimo las limitaciones de cierre de COVID-19, una escuela se está quedando sola en una restricción de mascarillas.

Según un anuncio publicado en la página de la escuela, se recuerda a los estudiantes, profesores, empleados e invitados a la escuela secundaria de Clearwater que las máscaras son necesarias en todas las instalaciones de la escuela, incluso en los autobuses escolares de Florida.

La sanción para los que incumplan la normativa se destaca en el segmento de “incumplimiento”.

“El uso de un protector facial es una cuestión de salud pública. Los alumnos que no lleven la mascarilla cuando se les exija (o se nieguen a hacerlo), deberán primero ser reeducados sobre la importancia de llevarla”, según el aviso.

“Si después de la reeducación siguen sin cumplirla, se debe contactar con el responsable del alumno”, añade.

Si el mal comportamiento del alumno persiste, se informará a los padres y se le exigirá que recurra a la educación electrónica.

La palabra “reeducación” se asocia a menudo con el lavado de cerebro político obligatorio, y fue un término adoptado por los regímenes dictatoriales comunistas a lo largo de la historia.

Le recomendamos:

Los izquierdistas y los autoritarios han sugerido sistemáticamente que quienes se niegan a llevar mascarilla deben ser arrestados y “reeducados” en instalaciones gubernamentales.

En el uso contemporáneo, la palabra se refiere a los presos políticos y a las minorías étnicas encarceladas en “campos de reeducación” en regímenes opresivos como Corea del Norte y China, donde son “reeducados” de sus convicciones antiestatales mediante el trabajo obligatorio y el lavado de cerebro.

Mientras tanto, un grupo de personas dirigido por Chris Nelson ha convocado a los floridanos a unirse a ellos en una “Marcha del millón de personas sin mascarillas y quema de mascarillas” en Fort Lauderdale, Florida.

El evento será una “celebración de la libertad” para aquellos que han “soportado fielmente” el mandato de mascarillas del condado de Broward durante un año, dijo Nelson.

Según Nelson, la protesta anunciada como un evento no partidista también incluirá una quema de tapabocas.

Él está invitando a otros grupos a unirse al evento, incluyendo el Nelson’s ReOpen South Florida, UnMasking America, y el Partido Libertario del Condado de Broward.

“Tenemos estos alcaldes comunistas radicales que están borrachos de poder porque viven bajo un estado de emergencia interminable”, dijo. Cuando se le preguntó por qué organizó la marcha, Nelson señaló que el mandato de la mascarilla todavía existe en el sureste de Florida y en Orlando.

DeSantis ha calificado la nueva ronda de encierros de “locura” y completamente “inaceptable”. También prometió que Florida no volvería a cerrarse.

Amy Laurence – BLes.com