Redacción BLes– Este miércoles 23 de septiembre los Comités de Seguridad Doméstica y el de Finanzas del Senado, publicaron un extenso informe sobre las actividades financieras del hijo del candidato a presidente por el partido demócrata, Hunter Biden, y descubrieron transferencias de miles de dólares a personas involucradas con el tráfico humano y la prostitución.

La investigación del senado sobre Hunter Biden se inició en 2019 para determinar los conflictos de intereses durante la vicepresidencia de su padre, Joe Biden, ya que Hunter asumió como miembro de la Junta de directores de Burisma Holding, una compañía de gas ucraniana, 14 días después de que Joe Biden fuera al país para implementar políticas para terminar con la corrupción en Ucrania.

El reporte declara que uno de los hallazgos importantes fue que “Hunter Biden pagó a mujeres no residentes que eran de Rusia o de otros países de Europa oriental y que parecen estar vinculadas a una ‘red de prostitución o de trata de personas de Europa oriental,” y que estas mujeres a su vez transfirieron el dinero a sus países natales.

Los documentos obtenidos por el Comité revelan evidencia de actividades potencialmente criminales en las transacciones entre la familia Biden e individuos rusos, ucranianos, de Kazajistán y chinos. Estos individuos, dice el reporte: “tienen antecedentes cuestionables que han sido identificados como consistentes con una variedad de actividades criminales, incluyendo pero no limitado a la prostitución organizada y/o tráfico humano, lavado de dinero, fraude y malversación.”

La evidencia muestra que “Hunter Biden recibió millones de dólares de fuentes extranjeras como resultado de relaciones comerciales que construyó durante el período en el que su padre fue vicepresidente de los Estados Unidos y después.”

Los comités liderados por el senador de Wisconsin Ron Jonhson y Grassley de Iowa, incluyeron en el reporte la detallada campaña que hicieron los miembros demócratas de mayor rango de los comités, con la ayuda de los medios de izquierda, para trabar o directamente destruir la investigación sobre Hunter Biden, quizás conscientes del daño que este informe puede causar al ahora candidato a presidente de su partido.

Irónicamente, todas las acusaciones de los demócratas hacia los republicanos son el reflejo exacto de las sucias tácticas políticas que ellos han estado usando para derrocar a Trump desde que asumió como presidente, y que siguen usando con su posible reelección.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com