Tras el asesinato del presidente, las autoridades haitianas le pidieron al gobierno de Biden que envíe soldados del Ejército para ayudarlos a llevar a cabo unas elecciones libres y sin amenazas de grupos terroristas.

Tras el brutal asesinato del presidente Jovenel Moïse, el gobierno de Haití ha entrado en crisis. A pesar de que varios de los perpetradores ya fueron arrestados, el Ministro de Elecciones Mathias Pierre dice que no puede asegurar que las elecciones generales de noviembre se realicen de manera libre, ya que este grupo está amenazando con nuevos ataques.

Es por esto que quien lidera el organismo electoral haitiano, le envió una carta oficial al Secretario de Estado de Joe Biden, Anthony Blinken, pidiéndole que envíe tropas estadounidenses a Haití para ayudarlos a llevar a cabo una elección limpia, libre y transparente.

La policía y las autoridades temen que los disturbios en las calles y la agitación política empeoren después del ataque. El país está sumido en la violencia de pandillas, una crisis de salud pública impulsada por la pandemia y dificultades para que llegue ayuda internacional esencial.

La Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos ya envió agentes del FBI para colaborar en la investigación de lo sucedido.

Las autoridades haitianas dijeron que el asesinato involucró a “fuerzas extranjeras“, y la policía ha identificado a más de dos docenas de personas involucradas, incluidos 26 colombianos (que se baraja la posibilidad que en realidad sean venezolanos) y 2 estadounidenses de ascendencia haitiana.

Pierre mencionó que “el grupo que financió a los mercenarios quiere crear el caos en el país”, pero no mencionó a qué grupo se refiere.

El rumor es que los funcionarios del gobierno saben perfectamente de dónde provino del ataque, pero no quieren decirlo para que no estalle una “profunda crisis política en la región”. Pero añadió: “Atacar las reservas de gas y el aeropuerto podría ser parte del plan”.

Otro de los rumores es que toda la situación pudo haber estado impulsada por el gobierno demócrata de Estados Unidos, en particular por Hillary Clinton, quien desde la asunción de Biden ejerce informalmente de asesora de asuntos internacionales.

También le recomendamos: Resumen de noticias: ¿Biden es un holograma? | FBI contra los patriotas | Lo que note contaron de Haití (Video)

Ad will display in 09 seconds

Haití siempre fue un objetivo clave geopolítico para la visión del mundo de los Clinton. En 1994, el entonces presidente Bill Clinton, autorizó la “Operación Defender la Democracia”, con el apoyo de la ONU, para enviar 25.000 soldados a Haití y remover al gobierno de facto de Raoul Cédras, quien gobernaba desde 1991 a través de un golpe de Estado militar.

No está claro por qué el gobierno de Biden querría asesinar a Moïse. El ex presidente haitiano no era hostil a Estados Unidos y de hecho era un “tapón” contra la avanzada marxista del partido Organización del Pueblo en Lucha, afiliado al Foro de Sao Paulo, y otras agrupaciones de izquierda.

Pero una cosa es clara: si las Fuerzas Armadas de Estados Unidos participan de las elecciones de fin de año, el ganador será alguien que responde a los intereses del gigante de Norteamérica.

Redacción Latinoamérica – Derechadiario.com.ar