Redacción BLes – El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se mostró disconforme el viernes 15 de octubre con las autoridades por no haber podido localizar a Brian Laundrie, prometido de la fallecida Gabby Petito, un mes después de su desaparición.

“Ya sabes, mi opinión sería, es un poco decepcionante que todavía no tenemos el paradero de este tipo”, declaró DeSantis a los reporteros de noticias mientras pagó una escala en Nápoles para discutir una subvención de 5,8 millones de dólares por el crecimiento del empleo en las escuelas públicas del condado de Collier, según Fox13.

“Obviamente se trata de alguien que sería sospechoso cuando sucede algo así”, dijo.

Laundrie, de 23 años, desapareció bajo la vigilancia de la policía local el 13 de septiembre, varios días antes de que se descubrieran los restos de Petito en un parque nacional de Wyoming.

El fugitivo regresó solo a casa tras un viaje a campo abierto en julio con su novia el 1 de septiembre. Volvió en la furgoneta de ella sin avisar a su familia, que tuvo su último contacto con ella el 25 de agosto. Presentaron un caso de desaparición el 11 de septiembre en cuanto se dieron cuenta de que había desaparecido.

DeSantis, que tiene dos hijas, tampoco aceptaba cómo había actuado la familia Laundrie y esperaba que Brian Laundrie rindiera cuentas si las autoridades determinaban que era culpable.

“Está claro que [hubo] cosas que ocurrieron aquí con la familia”, dijo. “Así que espero que se le detenga y se le lleve ante la justicia si, de hecho, él es el culpable de esto, porque es algo realmente triste: se trata de una joven muy hermosa con mucho potencial. Y mucha gente la quería mucho, y ver que esto ocurre es realmente desgarrador”.

Desde que los padres de Laundrie contaron que su hijo se esfumó mientras iba de excursión a la vasta reserva de Carlton, en el condado de Sarasota, la búsqueda del joven se ha centrado críticamente en la zona.

Tras unos días de escasa actividad, la caza del hombre en la reserva de 24.000 hectáreas se reanudó el jueves por la mañana. A partir del viernes, el esfuerzo se había extendido al parque medioambiental de Myakkahatchee creek, que está conectado a la reserva.

A la última búsqueda se unió un perro rastreador de restos humanos y funcionarios que portaban rifles. También se han colocado líneas de “No cruzar” sobre el parque de Myakkahatchee para mantener alejados a los lugareños, según el New York Post.

Mientras tanto, la mayoría de las pistas apuntan al Sendero de los Apalaches, en Carolina del Norte, y al menos un excursionista estaba “99,9%” seguro de haber hablado con el fugitivo a principios de este mes.

Laundrie sigue siendo la única persona de interés en el caso de Petito. Hasta ahora, el FBI solo le ha acusado de utilizar ilegalmente la tarjeta de crédito de su prometida para hacer compras por valor de 1.000 dólares después de que ella desapareciera.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.