Redacción BLes– El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, anunció el lunes que no tolerará más a los violentos en las manifestaciones públicas, e impondrá duras sanciones contra aquellos que no respeten las nuevas leyes impuestas justamente para aplacar la escalada de violencia que sufrió el estado desde que comenzaron las protestas de BLM, luego de la muerte de George Floyd.

El anuncio lo realizó hoy en una conferencia de prensa, según informó el medio local Orlando Sentinel. En primer lugar aclaró su postura, e informó que se encuentra a favor de las manifestaciones pacíficas pero que por el contrario, no tolerará y enfrentará toda acción violenta por parte de manifestantes en cualquier tipo de protesta.

“Nuestro derecho a reunirnos pacíficamente es uno de los más apreciados como estadounidenses, pero en todo el país hemos visto que los agitadores profesionales se aprovechan de ese derecho, empeñados en sembrar el desorden y causar el caos en nuestras ciudades”, dijo DeSantis. “No permitiré que ocurra este tipo de violencia aquí en Florida”.

DeSantis propuso una nueva legislación, más estricta que la que rige actualmente, respecto a las manifestaciones políticas y vandalismo. Si bien el proyecto fue rechazado por la oposición, ingresará a sesión en la próxima convocatoria que será recién en marzo.  

Las medidas que se incluyen en el proyecto de ley según lo anunciado por su gobernador, comprende por ejemplo, convertir en delito los bloqueos de las carreteras, la destrucción de monumentos o las reuniones grupales en los lugares donde estalla la violencia.

También se incluiría como nuevo delito grave la agresión a personal de seguridad durante protestas, lo que resultaría en penas de cárcel mínimas de seis meses para cualquier persona declarada culpable en este tipo de ataques.

La ley categorizaría las protestas violentas y los saqueos como delitos graves de tercer grado. Cualquier persona arrestada durante las protestas no podrá recibir el beneficio de la fianza antes de su audiencia inicial en la corte.

Además, se anunció que cualquier municipio que intente desfinanciar a la policía, como vienen reclamando los grupos de izquierda y muchos demócratas, perderá la financiación estatal.

Florida fue uno de los tantos estados que sufrieron la violencia organizada durante los últimos meses de protestas y podría llegar a ser uno de los blancos en la red de manifestantes que reunió a más de 80 grupos anti-Trump, y se está organizando bajo el nombre de Protect the Results, con el objetivo de movilizar a millones de estadounidenses en caso de que Donald Trump gane las elecciones, negando su victoria. 

Según asegura BreitBart es una alianza financiada por el multimillonario de izquierda Soros, la que también recibe donaciones de miles de pequeños y medianos aportantes que tienen como objetivo común, desarrollar un movimiento único progresista en los Estados Unidos. 

En este contexto de amenazas de violencia constante, el paquete de medidas fue bien recibido por los republicanos y sectores más conservadores que valoran la libertad, la seguridad y el respeto por la ley y la propiedad.

Andrés Vacca – BLes.com