Redacción BLes– El fiscal general de Utah, Sean Reyes, anunció el viernes que apoyará las demandas del equipo legal del Presidente Donald Trump para tratar los casos de fraude electoral en varios estados.

Reyes, quien resultó reelecto en su cargo, informó por Twitter que se tomará licencia para “preparar y apoyar los litigios en varios estados”.

De acuerdo al medio local Deseret News, el fiscal general -que pertenece al Partido Republicano- ya se encuentra en Nevada para impugnar las irregularidades denunciadas por la campaña republicana.

“Biden y sus aliados saben que el Presidente Trump ganará si solo se cuentan los votos legales. Nos aseguraremos de que eso suceda, pero parece que los tribunales deben decidir eso”, escribió Reyes añadiendo que a pesar de lo que predecían las encuestas, los republicanos mantuvieron la mayoría en el Senado y ampliaron sus escaños en la Cámara de Representantes.

El equipo de Trump presentó demandas en Pensilvania, Georgia -estado que recontará 5 millones de votos-, Michigan y Nevada, y también anunció que se uniría a una demanda en Arizona.

Entre las irregularidades denunciadas se encuentran, entre otras, el conteo de votos por correo que llegaron después del 3 de noviembre, la aparición inexplicable de 120.000 votos a favor de Biden -y ninguno para los demás candidatos- y la exclusión de los observadores republicanos del sitio donde se contaban los votos.

“Si se confirma que existen estos informes raros que salen votos solo para un candidato y no para el otro, hay que preguntarse, qué está pasando exactamente”, explicó Hans Von Spakovsky, director de la Iniciativa de Reforma de la Ley Electoral de la Fundación Heritage y miembro legal senior del Centro de Estudios Legales y Judiciales de Meese.

También comentó sobre el desalojo de los testigos republicanos de las salas de conteo de votos en la ciudad de Detroit, Míchigan.  

“El hecho de que en lugares como Detroit persigan y no permitan que los observadores electorales legalmente designados los observen procesando estos votos por correo, plantea serias dudas sobre la posible mala conducta que se está produciendo”, opinó Von Spakovsky.

“Ese es el tipo de cosas que no quieres que ocurran, porque eso es simplemente ilegal”, agregó.

En el marco de todas estas irregularidades, el presidente Trump señaló que habrá una larga lucha legal por delante.

“Si cuentas los votos legales yo gano fácilmente”, indicó el mandatario en una conferencia de prensa el jueves por la noche. “Si cuentas los votos ilegales, entonces Biden gana”, añadió.

“Queremos apertura y transparencia, sin votos misteriosos, sin votos ilegales después del día de las elecciones”, agregó. “Creemos que ganaremos la elección fácilmente”, afirmó argumentando que su equipo tiene “tanta evidencia, tanta prueba” del fraude electoral.

En el mismo sentido se expresó el consejero general de la campaña Trump 2020, Matt Morgan, quien enfatizó que a pesar de que aún no terminaron los conteos, el presidente estadounidense Donald Trump será reelegido.

“Esta elección no ha terminado. La falsa proyección de Joe Biden como ganador se basa en resultados en cuatro estados que están lejos de ser definitivos”, afirmó.

Miguel Diaz – BLes.com