Redacción BLesEn Alaska, la casa de un residente fue allanada el miércoles 28 de abril, cuando los agentes federales afirmaron que buscaban el ordenador portátil de la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que fue robado durante los disturbios en el Capitolio el 6 de enero.

Los propietarios de la vivienda, Paul y Marilyn Hueper, declararon a la KSRM que los agentes la confundieron con una mujer que entró en el Capitolio y que participó en el robo del portátil de la presidente de la Cámara de Representantes en su despacho ese día.

Tras la orden judicial, los agentes del FBI confiscaron varios dispositivos electrónicos pertenecientes a la pareja, incluidos sus ordenadores portátiles y un teléfono móvil, informó AP. Los agentes también inspeccionaron el teléfono de Paul Hueper, pero no lo confiscaron.

Marilyn recordó a KSRM que el FBI entró en su casa sin tomar ninguna precaución, apuntando con armas, y que esposaron a la pareja, así como a al resto que dormían. Los agentes afirmaron que habían llamado a la puerta pero que no recibieron respuesta, lo que provocó un allanamiento repentino.

Cuando Marilyn se encontró con los agentes federales, le dijeron que tenían fotos de ella apareciendo en el interior del Capitolio mientras estallaba el caos, que compararon con sus imágenes en las redes sociales y concluyeron su identidad. Ella y su marido se negaron a aceptar sus afirmaciones.

Paul admitió que el 6 de enero la pareja sí estuvo presente en el mitin del entonces presidente Donald Trump en Washington, pero no se unió a la turba que asaltó el Capitolio.

“Estábamos como mucho a cien metros de la fachada del edificio. Quiero decir que estábamos en un mar de millones de personas, así que estamos bastante atrás”, dijo Paul a KSRM. “Entonces, empecé a entender el proceso de lo que estaban buscando, ya sabes, de nuevo el caso de identidad equivocada”.

Le recomendamos: TESTIGO “NO eran simpatizantes de Trump” _ Violencia en el Capitolio

Ad will display in 09 seconds

Marilyn recordó que se sintió incrédula sobre la razón de los agentes federales para la redada.

“Creo que casi de entrada me dijeron: ‘Bueno, probablemente sabes por qué estamos aquí’, o algo así. Es como, ‘Sí, no, en realidad no’, recordó Marilyn.

“Y dijeron: ‘Bueno, estamos aquí por el portátil de Nancy Pelosi’. Y yo dije. Oh, así que fue robado y está en libertad, es bueno saberlo. Pensé que tal vez era sólo una teoría de la conspiración, así que gracias por la información'”, dijo, añadiendo que no esperaba que el FBI sospechara de ella por el robo.

Marilyn también se enfrentó a una pregunta sobre para quién trabajaba, insinuando el acto de robar el portátil de Pelosi, a lo que respondió con una risa involuntaria por incredulidad, diciendo: “No quiero ser irrespetuosa y reírme, pero esto es realmente surrealista y extraño.”

El jefe de gabinete adjunto de la demócrata californiana, Drew Hammill, reveló que el portátil desaparecido de la presidente de la Cámara de Representantes que buscaban los agentes federales sólo se utilizaba para hacer presentaciones.

Laura Enrione – BLes.com