El FBI estadounidense emitió el miércoles pasado una advertencia oficial para avisar a los científicos de su país que trabajan en una vacuna y tratamientos para combatir el nuevo coronavirus sobre iniciativas de la inteligencia del gobierno de China para intentar robar sus investigaciones.
 
Ademas de significar un impresionante ataque a la soberanía estadounidense, esta noticia demuestra que China mintió cuando el 18 de marzo el Ministerio de Defensa dijo que ya tenía una vacuna contra el coronavirus como producto de la investigación de una tal Dra. Chen Wei.
 
“Los intentos de China dirigidos a estos sectores representan una amenaza significativa para la respuesta de nuestras naciones a la COVID-19”, dijo el FBI y la Agencia de Seguridad Cibernética de Estados Unidos en un comunicado, en un comunicado en el que piden a todos los trabajadores de la salud y científicos que estén involucrados en el desarrollo de la vacuna que sigan una serie de pasos para denunciar cualquier irregularidad en sus sistemas o en su círculo de investigación.

“Los sectores de la salud, farmacéutico y de la investigación que trabajan en las respuestas a la COVID-19 deben ser conscientes de que son los primeros blancos de esta actividad y tomar las medidas necesarias para proteger sus sistemas”, advirtieron.

El FBI precisa que investiga sobre “ciberactores e informantes no tradicionales afiliados a la República Popular China” sospechosos de querer robar elementos protegidos por la propiedad intelectual.

Se trataría de hackers pero también de investigadores y estudiantes que, según el gobierno de Donald Trump, fueron activados para sustraer informaciones del seno de los institutos universitarios o los laboratorios donde trabajan. Las “misiones humanitarias” de los médicos cubanos en todo el mundo ahora tienen mucho más sentido.

Tal acusación, rechazada anticipadamente por las autoridades chinas, podría complicar aún más las relaciones entre Washington y Pekín, ya muy tensas tras la aparición del nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

Washington además acusa a Pekín de haber demorado en alertar sobre la epidemia y de disimular su alcance. Y, por tanto, de ser responsable de su propagación por el mundo, la muerte de centenares de miles de personas y de la actual crisis económica.

Fuente: Derecha Diario.

Le puede interesar:

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.