Redacción BLes– El presidente estadounidense, Donald Trump, dirigió a su nación el que calificó como: “El discurso más importante que he hecho nunca”, iniciando con su responsabilidad en la defensa de la Constitución de Estados Unidos.

“Como presidente, no tengo un deber más alto que el de defender las leyes y la Constitución de los Estados Unidos. Por eso estoy decidido a proteger nuestro sistema electoral, que ahora está bajo asalto y asedio coordinado”, informó el presidente Trump.

Durante 46 minutos, entre otros temas, se refirió a todas las evidencias de fraude que impidieron anunciar que él era quien realmente había ganado las elecciones por una gran diferencia de votos, afirmando que al eliminar el engaño: “yo gano muy fácilmente”.

En cuanto compartió un fragmento del discurso Twitter agregó su descalificadora etiqueta de “Esta afirmación sobre el fraude electoral es discutida”, que también aprovecha para redirigir a la falsa afirmación de Biden como presidente electo.

Trump específicamente mencionó la irresponsabilidad de los demócratas al impulsar el fraude generalizado, superando las irregularidades que ya se sabía que cometían.

“Lo que cambió este año fue el incesante empuje del Partido Demócrata para imprimir y enviar por correo decenas de millones de papeletas, enviadas a destinatarios desconocidos sin prácticamente ningún tipo de salvaguardias”, explicó Trump.

Le recomendamos:

Asimismo, señaló algunas de las muchas estratagemas utilizadas para desviar los resultados hacia el candidato demócrata presidencial, Joe Biden.

“Más allá de esto, los registros están plagados de errores, direcciones equivocadas, entradas duplicadas, y muchos otros asuntos”, principalmente en estados como Nevada, California, Michigan, Minnesota y Wisconsin.

Justamente estos estados cambiaron las normas de votación por correo, relajándolas, algunos inclusive lo hicieron a pocos días o semanas del día de las elecciones. 

Trump también mencionó el sorprendente cambio ocurrido durante la noche del 3 de noviembre en la que: “Pasé de liderar por mucho a perder por poco”, a causa de las manipulaciones ocurridas en esas horas, y que han sido demandadas judicialmente.

También habló sobre la controvertida actuación de la compañía Dominion Voting Systems, acusada de cambiar miles de votos de Trump asignándolos a Biden.

Por otro lado, notó con extrañeza la ausencia de algunos de sus colaboradores, asumiendo una posible campaña de intimidación por parte de sus oponentes. 

“La corrupción es tan desenfrenada. No podían soportarlo más. Los demócratas los amenazaron con un juicio político y se dijeron cosas horribles sobre ellos, y son buenas personas”, declaró Trump.

Finalmente aseguró que su labor no se trataba solo de determinar quién sería legalmente el presidente, sino sobre restablecer la fe y la confianza en las elecciones estadounidenses y en su democracia.

José Hermosa – BLes.com