Redacción BLes – Francis Collins, director del Instituto Nacional de la Salud (NIH), dimitirá a finales de este año, según anunció el NIH en un comunicado de prensa el martes 5 de octubre.

Tras haber servido a tres presidentes de EE. UU. durante más de 12 años, Collins es el director de los NIH que más tiempo ha permanecido en el cargo.

“Ha sido un privilegio increíble dirigir esta gran agencia durante más de una década”, dijo Collins, añadiendo que su decisión de dejar el cargo fue difícil.

“Estoy orgulloso de todo lo que hemos logrado. Sin embargo, creo fundamentalmente que ninguna persona debe ocupar el cargo durante demasiado tiempo, y que ha llegado el momento de incorporar a un nuevo científico para que dirija los NIH en el futuro”, afirmó Collins.

Collins comenzó a supervisar el centro de investigación en 2009, nombrado por el presidente Barack Obama. En 2017, el presidente Donald Trump le pidió que continuara en su puesto, y en 2021, el presidente Joe Biden. Ahora se espera que regrese al Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, una rama de los NIH, del que fue director entre 1993 y 2008.

Biden elogió el martes a Collins por su trabajo, informó Fox News.

“Cuando regrese a su laboratorio en el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, esperamos su inigualable capacidad para desbloquear las posibilidades que están a nuestro alcance y que definen lo mejor de lo que somos como estadounidenses”, indicó Biden.

Según Breitbart, Collins decidió dimitir después de que unos documentos expusieran que había hecho comentarios “falsos” sobre la financiación federal estadounidense de la investigación de ganancia de función en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV), en China.

Pocas semanas antes de que Collins anunciara su dimisión, Richard Ebright, de la Universidad de Rutgers, le acusó de hacer declaraciones públicas falsas sobre las subvenciones del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) al WIV, que desde entonces se ha demostrado que financian el estudio de “coronavirus quiméricos relacionados con el SARS” que “podrían infectar células humanas”.

Ebright dijo que Collins no había dicho la verdad cuando se le preguntó sobre esta investigación: “las afirmaciones del director del NIH, Francis Collins, y del director del NIAID (Instituto Nacional de Investigación de Enfermedades Infecciosas), Anthony Fauci, de que los NIH no apoyaron la investigación de ganancia de función o la mejora potencial de patógenos pandémicos en el WIV son falsas”.

Además, puede haber otra razón para su decisión de abandonar. Collins ha respaldado recientemente la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. de limitar las inyecciones de refuerzo de la vacuna COVID-19 a los estadounidenses de 65 años o más y a otros grupos demográficos vulnerables, contradiciendo así a la administración Biden, que había defendido inicialmente la aplicación de inyecciones de refuerzo a todos los estadounidenses ocho meses después de estar completamente vacunados.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.