Redacción BLes – El lunes 5 de abril, el comunicado de prensa subido por el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS), en el que se detallaba la detención de dos inmigrantes ilegales yemeníes en la lista de vigilancia del terrorismo del FBI, desapareció del sitio web al día siguiente.

El comunicado borrado anunciaba que los dos sospechosos detenidos por los agentes asignados al sector de El Centro eran de Yemen y estaban en la lista de vigilancia terrorista desde hacía dos meses.

El primer transgresor de la frontera fue detenido el 29 de enero, y posteriormente fue identificado como un yemení de 33 años cuyo nombre aparecía tanto en la lista de vigilancia del terrorismo del FBI como en la lista de exclusión aérea. La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) encontró al segundo sospechoso, un yemení de 26 años, el 30 de marzo, y también figuraba en las mismas dos listas.

Los agentes de la frontera asignaron al primer hombre al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), mientras que el segundo estaba bajo custodia federal a la espera de su deportación.

El comunicado de prensa concluye con las declaraciones del agente jefe de la Patrulla, Gregory K. Bovino, sobre el compromiso de la CBP de mantenerse “vigilante” en la detección de terroristas que pretendan entrar en EE.UU. cruzando ilegalmente la frontera.

“Parte de la misión de la Patrulla Fronteriza establece que protegeremos al país de los terroristas”, declaró Bovino, para luego reafirmar la “importancia de nuestra misión y cómo nunca podemos dejar de estar vigilantes en nuestra misión diaria de proteger a este gran país.”

El portavoz de la CBP explica que la eliminación del comunicado del martes se debió a que su contenido no había sido revisado adecuadamente y tenía elementos que podían ser sensibles para la “seguridad nacional”.

Ese mismo día, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que este tipo de “incidentes son muy poco comunes” cuando Peter Doocy, de Fox News, mencionó el riesgo de que se filtraran terroristas al país a través de una laguna en la política fronteriza y cuestionó la actuación del presidente Biden al respecto.

Le recomendamos:

“El CBP y el DHS pueden hablar más sobre los plazos y los detalles, por supuesto, en estos casos y encuentros particulares. Pero los encuentros con terroristas conocidos y sospechosos son muy poco comunes”, dijo.

Psaki continuó diciendo que el informe del DHS y el CBP sobre la aparición de terroristas en la frontera también significa que los departamentos están cumpliendo con su responsabilidad de investigar minuciosamente a las personas que cruzan la frontera de forma ilegal para evitar que los individuos incluidos en esas listas de vigilancia entren en EE.UU.

“Adjudican a las personas que se encuentran en los puertos de entrada y entre ellos a varias bases de datos clasificadas y no clasificadas. Así que, aunque esto es raro, es un reflejo de que están haciendo su trabajo”, dijo.

Sin embargo, la información encubierta por el DHS sobre las detenciones de dos sospechosos de terrorismo alarmó a los republicanos, que lo consideraron una prueba más de la escasa intención de la actual administración en materia de transparencia fronteriza.

“La transparencia solo de nombre no es transparencia”, tuitearon los republicanos del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes el día en que se retiró el comunicado. El tuit también exigía la respuesta del DHS y del CBP sobre el silenciamiento de la noticia que “explota las políticas de fronteras abiertas del presidente Biden”.

Laura Enrione – Bles.com