Alrededor de dos tercios de los encuestados en EE. UU. opinan desfavorablemente hacia China, la mayor cantidad desde que empezaron las mediciones. La pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) aumentó la desconfianza, logrando que más de la mitad de los jóvenes (53 %) en EE. UU. cambien su visión.

La encuesta fue elaborada luego que el Secretario de Estado Mike Pompeo pidiera “que el Partido Comunista Chino aclare cómo comenzó todo esto”, respecto a la propagación del COVID-19.

“Sabemos que comenzó en Wuhan, China. Ese es el origen del virus. Necesitamos averiguar cómo sucedió. No se trata solo de retribución política o responsabilidad… Necesitamos saber esto para poder salvar vidas en el futuro”, dijo hablando con CBN News.

Hoy, el 71 % de los encuestados dijeron que no tienen confianza en el presidente de China, Xi Jinping, para hacer lo correcto cuando se trata de asuntos mundiales.

La falta de transparencia en los datos sobre el origen del brote del COVID-19, la censura y persecución a los médicos y periodistas detenidos por advertir el contagio de persona a persona, el cierre del laboratorio en Shanghai que reveló el genoma del SARS2 y la declaración del aumento del 50 % de los muertos, luego de un mes de silencio, sumaron a la gran desconfianza.

Los mayores son más escépticos hacia el comunismo que los jóvenes

El instituto de investigación y encuestas Pew Research informó el último fin de semana de abril que 9 de cada 10 adultos estadounidenses ven el poder y la influencia de China como una amenaza, incluso el 62 % considera que es una amenaza importante.

“Los estadounidenses mayores están más preocupados que los adultos más jóvenes por China”, dijo Pew Research. “Casi siete de cada diez de los mayores de 50 años ven el poder y la influencia de China como una gran amenaza, en comparación con aproximadamente la mitad de los que tienen entre 18 y 29 años”.

Aunque hay una tendencia creciente entre los jóvenes en rechazo al accionar del Partido Comunista Chino, todavía es menor a las generaciones anteriores. Todavía el 43 % de los estadounidenses entre 18 y 29 años tienen una opinión favorable del régimen comunista.

Sin embargo, en comparación con años anteriores, ha disminuido considerablemente el respaldo de los jóvenes hacia el autoritarismo.

“Más de la mitad de los mayores de 50 años han tenido opiniones negativas de China desde 2012, este es el primer año en el que más de la mitad de los estadounidenses más jóvenes también tienen una opinión desfavorable. Entre este grupo de edad, las opiniones negativas se han duplicado aproximadamente desde la primera pregunta», asegura Pew Research.

Esto revierte la tendencia favorable al socialismo y comunismo que estaba creciendo en EE. UU.

7 de cada 10 millenials opinaba favorablemente sobre el socialismo

Cada año, la Fundación en Memoria de las Víctimas del Comunismo (VOC, por siglas en inglés), publica su informe sobre las actitudes de los Estados Unidos hacia el socialismo, el comunismo y el colectivismo. En la edición publicada el 28 de octubre del 2019, se duplicaron los jóvenes que votarían por un candidato presidencial socialista en comparación con el 2018.

A finales del 2019, 50 % de los millennials dijo que probablemente votaría por un candidato socialista y el 20 % de los millennials dijo que es «extremadamente probable» que votarán por un candidato socialista.

Marion Smith, director ejecutivo de Victims of Communism Memorial Foundation (Fundación por la Memoria de las Víctimas del Comunismo), dijo que el informe muestra que los millennials están «alejándose cada vez más del capitalismo y ven el socialismo e incluso el comunismo como una alternativa viable».

Para entender por qué los jóvenes tienen mayor predisposición a respaldar el comunismo, Harvey Klehr, profesor de política e historia en la Universidad de Emory de EE.UU declara: “Esta generación esencialmente no tiene experiencia personal con sociedades comunistas o socialistas. No es ninguna sorpresa que tengan poca comprensión de lo que son estas sociedades socialistas al considerar nuestro fracaso en enseñar su historia. Creo que la mayoría de la gente tiene una idea de lo horrible que eran el fascismo y el nazismo. No creo que tengan una idea de lo horrible que era el comunismo, y eso es una verdadera tragedia”.

Sumada a la edad, la ideología y corriente política ha jugado un rol clave en la percepción de las personas, los adherentes a la derecha política y los independientes desconfían más de China comunista que la izquierda política.

“Los republicanos siguen siendo más cautelosos con China que los demócratas en muchas preguntas en este informe”, señaló Pew Research.

“Casi las tres cuartas partes de los republicanos y los independientes de tendencia republicana ven a China de manera desfavorable, en comparación con aproximadamente seis de cada diez demócratas y personas de tendencia demócrata. También están más preocupados por China cuando se trata de ciberseguridad y cuestiones económicas como la pérdida de empleos para China y el desequilibrio comercial. Los republicanos son más propensos que los demócratas a ver a Estados Unidos superando a China como el poder económico líder del mundo, así como el principal ejército del mundo”, agregó el informe.

Ahora que los jóvenes han tenido una experiencia de primera mano de las consecuencias de tener en el poder a un partido único que censura y persigue a médicos y periodistas, la tendencia está cambiando.

Sobre todo ahora que las consecuencias afectan a EE. UU. y al mundo entero. Pues fue la desinformación que el Partido Comunista Chino le envió a la Organización Mundial de Salud la que facilitó la propagación de la pandemia.

Por eso EE. UU., encabezado por Donald Trump, quien acusó a la OMS de ser «China-céntrica», no financiará más a esta institución con los impuestos de sus ciudadanos que son cada día más escépticos a la China comunista.

Fuente: Panampost

Le puede interesar: Políticos italianos descubren la verdadera cara del PCCh