La Cámara de Diputados no aprobó el voto impreso que hubiera hecho las elecciones del 2022 más transparentes, pero la lucha por la integridad electoral en Brasil no ha terminado.

La Cámara de Diputados rechazó la Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) 135/19 sobre el voto impreso auditable este martes 10 por la noche. El texto no fue aprobado al no alcanzar los 308 votos necesarios para su aprobación (tres quintos de la cámara). Con 229 diputados que votaron a favor, 218 en contra y 64 ausentes, la PEC fue archivada.

La propuesta que se discutió en el plenario y que tiene como autora a la diputada bolsonarista Bia Kicis (PSL) es una enmienda al artículo 14 de la Constitución Nacional, que dispone que en la votación y escrutinio de las elecciones, plebiscitos y referendos, sea obligatorio emitir el voto en papel, con cédulas físicas que puedan ser conferidas por el elector, para que luego sean depositadas en urnas selladas a efectos de fiscalización

El rechazo a la enmienda no fue bien tomado por gran parte de la población brasileña, quienes han realizado diversos actos y manifestaciones a pedido de su aprobación desde el comienzo de este año. Las redes sociales se han llenado de críticas hacia los diputados que votaron en contra y la hashtag #VotoImpressoAuditavelJa (Voto Impreso Auditable Ya) llegó al primer lugar en las tendencias de Twitter

A pesar de la derrota del voto impreso auditable que llevaría transparencia a las urnas electrónicas implementadas en Brasil desde 1996, el presidente Jair Bolsonaro prometió, en una entrevista al programa radial Pan News, el jueves 12, seguir luchando por la causa y dijo que irá hasta el final para aprobar este método de votación más transparente.

Nosotros no podemos esperar que las cosas sucedan para tomar algún tipo de iniciativa. (…) Yo elegí el lado del pueblo brasileño. Como ya he dicho, solo Dios me saca de esta silla. Si el pueblo me sigue apoyando, como lo están haciendo, nosotros iremos hasta el final de la línea”, enfatizó el mandatario. 

Le recomendamos: Afrontaremos cualquier dificultad”: Discursos de Kennedy que hicieron historia

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Ese mismo día, a la salida de la residencia oficial, Bolsonaro habló con algunos simpatizantes y volvió a defender el voto impreso auditable: “Perdimos, pero el marcador estaba muy ajustado. ¿Por qué tenemos que presentarnos a las elecciones de 2022 bajo el manto de la desconfianza? Quiero elecciones limpias, transparentes, quiero el voto democrático”.

Bolsonaro volvió a criticar al presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) y juez de la Corte Suprema, Luís Roberto Barroso, quien se opuso a la PEC y actuó tras bambalinas para bloquear la propuesta en la Cámara. “¿Por qué esta voluntad del ministro Luis Roberto Barroso contra el voto impreso? Se reunió con líderes del partido y, poco después de la reunión, estos líderes cambiaron de bando. ¿Qué se les ofreció? ¿Qué pasó?”, cuestionó el presidente.

Diputados de la derecha brasileña también salieron en defensa de la PEC en sus redes sociales y prometieron no aflojar a pesar de la derrota en la Cámara. La autora de la enmienda, la diputada Bia Kicis (PSL), grabó un video en su cuenta de Twitter en el cual presentó diferentes vías a las cuales pueden aún recurrir.

Existe la posibilidad de una PEC que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados en el pasado, donde hubo un destaque de la parte del voto impreso que quedó archivado durante todo este tiempo. El relator es el senador Marcos Rogério. Ya hablé con él, entonces existe la posibilidad de que por medio del Senado logremos la aprobación del voto auditable impreso”, aseguró la diputada que además es presidente de la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía.

¡Hay más! Se puede hacerlo por medio de una ley también. Nosotros tratamos de hacerlo por medio de una PEC porque la Corte Suprema ya derrumbó varias leyes. De todas formas lo podemos hacer a través de una ley y lograr una aprobación con un quórum no calificado, para que logremos una mejor transparencia”, contó la legisladora.

En caso de pasarse como ley, debería contar con 257 votos en vez de 308, pero puede ser derribado por los jueces izquierdistas de la Corte Suprema.

Kicis también se refirió a la interferencia que hubo por parte de otros poderes en la decisión de la Cámara: “Es una lucha difícil, una vez que los ministros del TSE y de la Corte Suprema entraron en campo, interfiriendo en el proceso legislativo. Esto es grave, esto es serio. No solo la transparencia está en riesgo, como también nuestra democracia, garantías individuales y libertades. Lo que me pone triste es ver al Congreso acobardarse”.

En Brasil, sigue habiendo interferencias y actos antidemocráticos por parte del Supremo Tribunal Federal (STF), equiparable en Argentina a la Corte Suprema de la Nación. Recientemente, el STF abrió una investigación en contra de Bolsonaro por crear “fake news” acerca del fraude en las urnas electrónicas y otra por compartir los documentos del TSE que confirmaban la presencia de un hacker en el sistema electoral durante las elecciones de 2018.

Por otro lado, uno de los jueces de la Corte, Alexandre de Moraes, ordenó a la Policía Federal que alejara del cargo al delegado que proporcionó los documentos al Presidente.

Con las elecciones aproximándose el clima en Brasil se pone tenso. Tratando de evitar que a Bolsonaro le suceda lo mismo que al ex presidente Donald Trump, el cual perdió las elecciones de 2020 tras una serie de denuncias por fraude electoral, la derecha brasileña busca todos los caminos posibles para evitar que ocurra una situación similar en el país.

Por Maria Laura Assis, para La Derecha Diario.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.