En línea con lo que propone el propio presidente Trump, el senador McCaul afirma que el régimen chino debería responder por engañar al mundo sobre el nuevo virus de PCCh.

En mayo, el senador McCaul se convirtió en el presidente de una nueva mesa de trabajo formada en el Congreso, que tiene el objetivo de investigar el papel del régimen chino en la propagación del virus. El congresista dijo al comandante en jefe de Washington de CBS News, Major Garrett, que la falta de transparencia del régimen chino es lo que permitió que algo que podría haber sido una epidemia menor, se transforme en una pandemia a nivel mundial. 

McCaul, también representa a los republicanos en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, publicó junto a sus colegas un informe que detalla su investigación sobre el virus del PCCh y el manejo inicial del virus por parte del régimen y la supuesta complicidad de la Organización Mundial de la Salud, acusando a ambos de protagonizar “un fracaso de proporciones monumentales” en el manejo del virus. 

Lo grave de la denuncia es que las acusaciones no sólo adjudican los errores a la inoperancia o desconocimiento, sino que se acusa al PCCh de realizar  “esfuerzos intencionales para engañar a la comunidad global” y retrasar la divulgación de información sobre el virus.

En una entrevista a Fox News el día lunes, el congresista asegura que el informe encontró que el PCCh ocultó la existencia del virus durante los primeros días de expansión. “Y, desafortunadamente, la Organización Mundial de la Salud, bajo el liderazgo del Director General Tedros, solo exacerbó el problema al ignorar repetidamente las advertencias sobre la gravedad del virus, incluso de sus propios expertos en salud, al mismo tiempo que se propagaba la propaganda del PCCh sin confirmar de forma independiente sus reclamos”, agregó.

Señaló también que “incluso una vez que comenzó la respuesta de la OMS, fue informada por directrices desarrolladas en base a mentiras y desinformación del PCCh”.

El comité también acusó en el informe al PCCh, de ignorar las reglas que requieren que los gobiernos reporten cualquier información de un nuevo virus similar al SARS a la OMS dentro de las 24 horas. Tal como lo indican los artículos 6 y 7 de RSI.

Mientras tanto, el comité descubrió que el PCCh “tenía información suficiente para garantizar una respuesta de salud pública a gran escala a mediados de diciembre de 2019”.

La investigación muestra también que el PCCh podría haber reducido el número de casos en China hasta en un 95%, si hubiera cumplido con sus obligaciones en virtud del derecho internacional e implementado una respuesta de salud pública con anterioridad a lo que lo hizo. Además la OMS habría encubierto el caso de forma consciente, al no investigar ni publicar los informes del PCCh, al mismo tiempo que elogió la supuesta pronta respuesta que tuvo el régimen al virus.

El Departamento de Estado tradujo el mencionado informe al mandarín, cantonés y al idioma uigur. Logró penetrar las barreras de seguridad digital china y lo distribuyó por todas las redes sociales. “El informe se está volviendo viral”, dijo McCaul a Garrett, e incluso fue abordado en una conferencia de prensa por un portavoz del presidente Xi Jinping.

McCaul cerró la entrevista diciendo “Creo que el mayor temor que tiene el Partido Comunista Chino no soy yo o Estados Unidos, es su propia gente y su propia gente conociendo la verdad sobre su gobierno. Y eso es muy poderoso”.

Andrés Vacca – BLes.com