Redacción BLes – Una escultura que denuncia al Partido Comunista Chino (PCCh) por iniciar la pandemia del virus del PCCh, o bien conocido por el nombre de covid-19, se quemó el 23 de julio.

La obra es del artista Weiming Chen, quien la rehará desde cero.

Un presunto incendio provocado destruyó su obra de 6 metros de altura, que representa al líder chino Xi Jinping con proteínas “en forma de espiga” de la mortal enfermedad que sobresalen del cráneo.

La escultura, bautizada como “Virus del PCCh”, se erigió en junio en el Parque de Esculturas Liberty de Yermo, a unos 124 kilómetros al noreste del centro de Los Ángeles.

Chen reveló que la exposición expresa su opinión de que el PCCh diseñó la enfermedad.

El artista huyó de China continental hace unos 30 años, y recientemente presentó su obra en el Salón Conmemorativo de las Víctimas del Comunismo. El acto coincidió con el 32º aniversario de la violenta represión militar china contra las protestas prodemocráticas en la plaza de Tiananmen.

“Somos un parque de esculturas de derechos humanos”, dijo según el Daily Press. “Es una primicia porque sé que tengo el apoyo del gobierno para hacerlo aquí”.

Chen esperaba que su obra pudiera inspirar un cambio en el liderazgo chino.

“El encubrimiento de COVID-19 por parte del PCCh es un síntoma de un mal mayor que debe ser desafiado”, dijo el representante Chris Smith (republicano de Nueva Jersey) según el periódico. “Que todos sigamos pidiendo a Dios y haciendo nuestra parte para ayudar a crear una China democrática, que respete los derechos humanos reconocidos internacionalmente y se rija por el Estado de Derecho”.

Sin embargo, las autoridades locales informaron de que la escultura estaba envuelta en llamas a las 18:21 horas del 23 de julio. Los investigadores no han podido determinar con exactitud quién la incendió.

Chen sospecha que al menos uno de los agentes de Pekín en el sur de California podría ser el culpable del vandalismo.

“Este [incendio provocado] debe provenir de un oficial del PCCh en Los Ángeles”, dijo. “Algo así no es una acción personal, sino una acción del gobierno chino contra nosotros, y el sistema estadounidense de libertad de expresión”.

“Quieren que la verdad sobre los orígenes del virus COVID-19 [del PCCh] se oculte al mundo”, dijo. “Voy a hacer una cara, reproducir la escultura y hacerla de nuevo”.

También le recomendamos: Amenaza de ataque nuclear sobre Japón ¿Se viene la 3° Guerra Mundial? (Video)

Ad will display in 09 seconds

Se niega a que este contratiempo le desanime a difundir mensajes de libertad y esperanza.

“El PCCh puede quemar una escultura, pero la quema no puede destruir nuestra determinación de registrar la verdad de la historia”, dijo en Twitter. “El equipo de voluntarios del Parque de Esculturas recreará la obra, clavando una vez más a Xi Jinping y al Partido Comunista en la columna de la vergüenza de la historia… [y] cuando se llega a la dictadura, la libertad pertenece al pueblo”.

Laura Enrione – BLes.com