Redacción BLesEl abogado Rudy Giuliani, quien patrocina al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratificó afirmó que fue “increíble” el “fraude” en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

“No les importa el fraude, es increíble”, subrayó el exalcalde de Nueva York el 7 de noviembre advirtiendo que “los votos por los que estaba adelante Trump misteriosamente desaparecieron”.

En una conferencia de prensa, Giuliani anticipó que la campaña de Trump iniciará “una gran causa” para denunciar las vastas irregularidades que se observaron en el escrutinio. Puso como ejemplo que los veedores republicanos “fueron privados de supervisar la votación por correo”, lo que “despertó mucho escepticismo”.

“En Filadelfia mantienen en secreto los votos de la gente que está muerta”, lanzó el letrado acerca de las irregularidades observadas en la ciudad de Pensilvania. En este estado gobernado por los demócratas una fundación denunció que 21.000 personas fallecidas figuraban en la lista de votantes.

Desde agosto, el presidente Trump había advertido su preocupación sobre la votación por correo y había señalado que podría facilitar un fraude electoral. Sin embargo, su contrincante, el demócrata Joe Biden defendía este sistema electoral.

Lo cierto es que las denuncias por fraude contra el Partido Demócrata se han intensificado en las últimas horas y ya el Presidente Trump ha dicho que su campaña recurrirá a la Corte Suprema.

Le recomendamos:

“El simple hecho es que esta elección está lejos de terminar”, afirmó el presidente en un comunicado explicando que “Joe Biden no ha sido certificado como el ganador de ningún estado, y mucho menos de los estados altamente controvertidos que se dirigen a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene desafíos legales válidos y legítimos que podrían determinar el vencedor final”.

Puso como ejemplo lo ocurrido en Pensilvania, lugar donde las autoridades electorales no dejaron que los observadores republicanos tener un acceso significativo para chequear el proceso de conteo. 

“Los votos legales deciden quién es presidente, no los medios de comunicación”, agregó en referencia a algunos medios de comunicación que ya declararon a Biden como ganador.

El mandatario añadió que a partir del lunes su campaña comenzará a procesar su caso en los tribunales para asegurarse de que se cumplan las leyes electorales y que el ganador sea legítimo.

“Creemos que el pueblo estadounidense merece tener total transparencia en todos los recuentos de votos y certificación de elecciones, y que esto ya no se trata solo de una elección (…) Se trata de la integridad de todo nuestro proceso electoral”, expresó el presidente en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

En ese sentido, agregó: “Continuaremos con este proceso en todos los aspectos de la ley para garantizar que el pueblo estadounidense tenga confianza en nuestro gobierno”. “Nunca dejaré de luchar por ti y nuestra nación”, afirmó.

“Si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección”, destacó.

Miguel Díaz – BLes.com