El Departamento de Estado calificó como “ridícula” la acusación hecha por el presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, quien acusó a un diplomático estadounidense de estar involucrado en un supuesto plan para atacar instalaciones militares en Venezuela.

En respuesta a una solicitud de respuesta por parte de la Voz de América, un portavoz del Departamento de Estado aseguró que: “las acusaciones más recientes de Maduro son ridículas y muestran su creciente desesperación”.

El funcionario estadounidense agregó que como muestra de esa desesperación “más miembros de la Asamblea Nacional elegida democráticamente ahora enfrentan órdenes de arresto” de la policía “secreta” del gobierno de Maduro.

El mandatario venezolano en disputa acusó al encargado de negocios para la Oficina Externa de EE. UU., James Story de liderar una compleja trama de conspiraciones y operaciones “terroristas”. “Es el encargado de la conspiración contra Venezuela”, dijo.

La teoría conspiratoria de Maduro

En un acto en la oficialista Asamblea Nacional Constituyente el domingo, Maduro anunció órdenes de arresto contra todos los involucrados en una operación terrorista, que calificó como “conjura sangrienta”.

Maduro la emprendió también contra los opositores Leopoldo López y el presidente interino Juan Guaidó, a quien llamó “subordinado de López”.

La presunta conjura fue anunciada el sábado por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien informó que los organismos de seguridad habían desarticulado un plan terrorista encabezado por López, quien reside en la casa del embajador de España en Caracas.

Guaidó salió el domingo al paso de las acusaciones, a las que calificó de “novela”, durante un encuentro con periodistas al término de una sesión de la Asamblea Nacional en el estado La Guaira.

Según Maduro, la prueba de la conspiración fue una llamada que Story supuestamente hizo al viceministro para América del Norte, Carlos Ron, para favorecer a la diputada opositora Yanet Fermín, quien era objeto de una acción judicial.

Fermín denunció el viernes en las redes sociales que agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar allanaron su casa y pretendían arrestarla. Algunos vecinos, acompañados por Guaidó, se apostaron en el lugar para rechazar la acción y poco después los agentes se retiraron.

Maduro indicó que a la legisladora, militante del partido Voluntad Popular, al que pertenece Guaidó, la buscaban “la Fiscalía y los tribunales porque usted estaba financiando, coordinando y dirigiendo una conjura sangrienta para atacar cuarteles en Venezuela”.

En septiembre pasado, Story afirmó que Estados Unidos no busca una intervención militar para dar solución a la crisis que vive Venezuela.

“Lo que queremos nosotros no es una intervención militar de la comunidad internacional, sino una salida pacífica, política, democrática con la Constitución de Venezuela. ¿Cómo pueden tener una democracia cuando la gente no puede escoger con votos?”, expresó en septiembre Story.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds