Redacción BLesUn grupo de legisladores republicanos, liderados por el senador de Missouri Josh Hawley, presentó el miércoles 17 de noviembre un proyecto de ley que incluye una “declaración de derechos de los padres”, la cual apunta contra demócratas y sindicatos docentes a quienes acusa de haber concentrado el poder para “dictar lo que se les debe enseñar a nuestros hijos en las aulas”.

El proyecto de ley describe ocho “derechos” otorgados a los padres en la educación de sus hijos. Según se establece, las escuelas que violaran alguno de estos principios básicos podrían correr el riesgo de ser demandadas y sufrir recortes de los fondos federales. 

Según un comunicado oficial publicado por Hawley, el propósito principal del proyecto es defender los derechos de los padres contra los esfuerzos por excluirlos de la educación de sus hijos. Los propios padres podrían ser los que lleven a cabo las demandas contra las instituciones.

En su declaración Hawley culpa a la izquierda y a la administración Biden por el empoderamiento que han desarrollado los sindicatos docentes y políticos para introducir en los planes de estudio sus ideologías progresistas como la teoría crítica de la raza.

“Estados Unidos ha reconocido desde hace mucho tiempo el derecho de los padres a dirigir la educación de sus hijos, pero ahora estamos viendo un esfuerzo concertado de la izquierda para excluir a los padres”.

Los ocho derechos básico que plantea el proyecto son:

1- Saber qué se le está enseñando a su hijo menor en la escuela.

2- Información sobre quién está enseñando a su hijo, incluyendo a los conferencistas invitados.

3- Información sobre las personas y organizaciones que reciben contratos y fondos escolares.

4- Derecho a visitar el establecimiento y controlar a su hijo durante el horario escolar.

5- Acceso a todos los registros escolares, médicos o de otro tipo, relacionados con su hijo.

6- Información sobre la recopilación y transmisión de los datos de su hijo menor.

7- Transparencia absoluta sobre lo que se habla y decide en las reuniones de las Juntas Escolares.

8- Información precisa sobre situaciones que afecten la seguridad de su hijo en la escuela.

Según denuncian los legisladores, estos derechos han sido completamente perjudicados durante los últimos años, y sobre todo durante los últimos meses, debido a las políticas izquierdistas implementadas con el fin de introducir la ideología en las aulas.

Hawley también apuntó contra el Departamento de Justicia, que emitió un memorando en octubre en el que ordenaba a las fuerzas del orden público locales y federales que trabajen juntas para acabar con una ‘tendencia inquietante’ de supuesto acoso, intimidación y amenazas de violencia contra miembros de la Junta Escolar, maestros y trabajadores en las escuelas públicas de los Estados Unidos.

“Ya sea que el Departamento de Justicia de Joe Biden intente clasificar a los padres como ‘terroristas domésticos’ o activistas financiados con dinero oscuro que buscan introducir silenciosamente la teoría crítica de la raza en los planes de estudio escolares, la educación ha pasado a un segundo plano frente a la política radical en muchas escuelas y los padres lo están notando”.

En este sentido aseguró que es hora de “devolver el control a los padres, no de despertar a los burócratas, y empoderarlos para comenzar una nueva era de apertura en la educación”. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.