Boy Scouts of America, una de las mayores organizaciones juveniles de Estados Unidos, se enfrenta a cientos de demandas por abuso sexual por parte de sus afiliados y a una reducción drástica del número de asociados.

Boy Scouts of America (BSA) tiene 2,2 millones de miembros de entre 5 y 21 años. Según un documento judicial presentado este martes (18.02.2020), la organización estadounidense se ha declarado en bancarrota. Con este paso, quedan suspendidos todos los litigios civiles contra BSA que afectan a miles de presuntas víctimas de abusos sexuales.

La organización aseguró que el anuncio de la quiebra le permitirá seguir funcionado a fin de crear un fondo de compensación para las víctimas de abusos sexuales. BSA se enfrenta a cientos de demandas de este tipo por parte de sus afiliados y a una reducción drástica del número de asociados.

El pasado 8 de febrero, Boy Scouts of America celebró el 110 aniversario de su constitución y, al presentar sus cuentas, aseguró que contaba con un pasivo de entre 100 y 500 millones de dólares estadounidenses y que sus activos no llegaban a los 50.000 dólares.

Fuente: DW

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.