Redacción BLesYouTube, propiedad de Google, ahora está posicionando a los videos que difieren de los ideales políticos izquierdistas a los que adhiere al modo “privado” únicamente, limitando de este modo la audiencia solo al usuario que subió el video y evitando que sean vistos por el público general.

La monopólica plataforma de videos nuevamente está siendo señalada por sus censuras injustificadas. Recientemente un video de la candidata republicana Laura Loomer, ha sido eliminado de YouTube, pero esta vez de un modo particular, reportó Breitbart.

Seguramente probando una nueva estrategia legal, el video censurado técnicamente no fue eliminado, es decir sigue estando en YouTube. La única diferencia, y no menor, es que ahora solo puede ser visto por el usuario que subió dicho video, en este caso Laura Loomer. Eliminando toda posibilidad que sea visto por el público, que es el lógico propósito de cualquier persona que sube un video en la red social.

El video censurado se tituló “¿Por qué la izquierda culpa a los blancos por todo?” el cual estuvo disponible en el canal de Loomer sin incidentes durante tres años, hasta que evidentemente los observadores lo advirtieron, lo identificaron como contrario a sus ideales izquierdistas y lo censuraron con este nuevo método.

“¡El video que citaron tiene tres años!”, dijo Loomer en una publicación en Gab. “¡Más censura política y discriminación por parte de Big Tech!”, denunció en la red alternativa.

Le recomendamos:

En la publicación de Loomer, se puede ver también el mensaje enviado por YouTube notificando sobre la censura de su video.

Allí se puede leer: “El contenido bloqueado como privado no aparecerá en su canal ni en los resultados de búsqueda, y no será visible para otros usuarios”.

La plataforma utilizó como argumento para eliminar el video que Loomer violó su “política de contenido violento o gráfico” y le advirtió a la candidata que tendría que hacer cambios en el video antes de que pudiera volver a ser etiquetado como “material público”.

Loomer fue sin duda uno de los candidatos conservadores más afectados por las censuras, no solo de YouTube, sino por la mayoría de las plataformas y redes sociales. Ha sido vetada en Facebook, Instagram, Twitter, PayPal, Venmo, Uber y Lyft. Recientemente, fue cancelada su suscripción de Stripe, un procesador de pagos en línea que compite con PayPal, bloqueando las principales vías para recibir donaciones.

Las Big Tech han jugado un papel clave durante las elecciones de 2020 en Estados Unidos, y preocupa que a pesar de las denuncias y los intentos por detener el sesgo político de Silicon Valley, la censura de los republicanos por parte de las plataformas de Big Tech está aumentando. 

Andrés Vacca – BLes.com