Redacción BLesUna agrupación de derechos humanos, conocido como Atajurt Kazakh Human Rights, que logró atraer millones de visitas en YouTube con testimonios de personas que dicen que sus familias han desaparecido en la región china de Xinjiang tras la atroz persecución del Partido Comunista Chino (PCCh), ha tenido que mudar su contenido a otra plataforma luego de que YouTube eliminara gran parte del mismo.

Acorde a lo reportado por Reuters el canal de YouTube de derechos humanos, dirigido por su fundador Serikzhan Bilash con sede en Kazajstán, ha estado bloqueado por la plataforma de videos YouTube supuestamente por incumplir con sus políticas de seguridad.

La agrupación de Kazajstán es reconocida por organizaciones internacionales como Human Rights Watch, por llamar la atención denunciando las violaciones de derechos humanos en la zona de Xinjiang, China. Las autoridades kazajas, han criticado a la agrupación desde su fundación en 2017. 

Según Reuters, 12 de los videos del canal fueron eliminados por YouTube en medio de una aparente campaña de grupos que niegan que China esté cometiendo un genocidio para informar masivamente sobre los videos de Atajurt Kazakh Human Rights. El canal se bloqueó por completo este mes y solo se restableció después de las consultas llevadas a cabo por Reuters.  

Tras la presión ejercida, YouTube finalmente eliminó el bloqueo del canal que actualmente está en funcionamiento. Sin embargo, no ha restablecido todos los videos que eliminó, citando políticas que prohíben la información personal en los videos publicados porque podrían resultar en acoso. 

Lo cual resulta sumamente ridículo teniendo en cuenta que los testimonios justamente publican sus nombres e identidades voluntariamente, para generar credibilidad total sobre sus denuncias.

Human Rights Watch, advirtió en 2019 que Serikzhan Bilash, presentado como un “conocido activista de derechos en Kazajstán”, fue liberado de la cárcel tras luego de una audiencia en la que se le informó que los términos de su liberación están atados a eliminar todo activismo contra el régimen chino.

“Era eso o siete años en la cárcel. No tenía otra opción”, dijo en ese momento Bilash, quien durante años se ha dedicado a exponer las violaciones de derechos humanos contra las minorías musulmanas turcas, incluidos los kazajos en la región china de Xinjiang.

La propia abogada de Bilash, Aiman ​​Umarova, se negó a firmar el acuerdo de culpabilidad, insistiendo en la inocencia de su cliente. “Me niego a poner mi nombre en cualquier acuerdo que se firmó bajo presión”, dijo.

Le recomendamos: Las PRUEBAS que DEMUESTRAN que KENNEDY NO MURIÓ COMO NOS CONTARON

Ad will display in 09 seconds

Pasado un tiempo considerable, Bilash desde el exilio continuó con su lucha para denunciar las atrocidades cometidas por el régimen chino a las minorías musulmanas.

Desde que se conoció la noticia de censura por parte de YouTube, comenzaron los rumores que indican que el régimen comunista chino había presionado a la plataforma de videos a imponer censura sobre el material de Bilash, realmente es difícil aceptar que exista otra razón. 

YouTube no respondió preguntas sobre si el régimen chino lo contactó con respecto a los videos; tampoco si está de acuerdo con el secretario de Estado Antony Blinken y su predecesor Mike Pompeo en que China está cometiendo genocidio contra la minoría uigur. 

Según dijo Bilash a Reuters, tras la censura de YouTube, el grupo Atajurt está moviendo sus videos a una nueva plataforma llamada Odysee. Si bien continuará publicando sus videos en YouTube, pero Odysee “es más seguro” para su contenido. 

Andrés Vacca – BLes.com