Redacción BLes – La CEO de Youtube, Susan Wojcicki, admitió el domingo que han cancelado cientos de anuncios de la campaña del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pero insiste en que no hay ninguna clase de discriminación contra él. 

Youtube es la red más utilizada de Estados Unidos y el segundo sitio donde se realizan más búsquedas, después de Google, que es la propietaria de la plataforma de vídeo online. 

El programa ’60 Minutos’ se desplazó a la sede de Youtube en California para entrevistar a la CEO de la compañía y entender la razón por la que estos anuncios fueron eliminados. 

Ante la pregunta de la periodista Lesley Stahl sobre si se habían bloqueado anuncios del presidente Trump en Youtube, Wojcicki respondió escuetamente: 

“Hay anuncios del presidente Trump que no habían sido aprobados en Google o en Youtube”, sin embargo, la CEO rechazó dar un ejemplo y aseguró que esos casos están debidamente justificados en el Informe de Transparencia de la compañía. 

Sin embargo, tras acceder al archivo de anuncios políticos de Google, se puede comprobar la existencia de estos anuncios, pero en ningún sitio se especifica qué norma han violado para haber sido suspendidos, de acuerdo con el programa 60 Minutos. 

“No hay transparencia en el Informe de Transparencia”, afirmó Stahl y añadió además que los anuncios fueron inicialmente emitidos durante algunos días antes de ser eliminados, por lo que Google sí que cobró por ellos. 

Los conservadores se han sentido muy discriminados en Youtube, insistió la periodista, ante lo que la alta ejecutiva aseguró que hay muchos “creadores conservadores” que tienen mucho éxito en Youtube y reafirmó que no hay ninguna clase de algoritmo que penalice políticamente el contenido. 

Pero Dennis Prager, un popular comunicador, escritor e intelectual estadounidense que asegura haber sufrido la censura en primera persona, tiene otra opinión al respecto. 

Durante una entrevista con el periodista Eric Bolling, de The Blaze TV en noviembre, Praguer denunció la sistemática censura que ha sufrido en redes sociales como Youtube, Twitter y Google, donde asegura que se han bloqueado sus vídeos y anuncios solo por ser conservador. 

“Te ponen en una lista restringida”, explicó Prager y prosiguió contando cómo Ted Cruz (senador republicano) preguntó delante suyo a un directivo de Google: ‘¿Por qué me han puesto los vídeos del Sr. Prage en la lista restringida, que está reservada para la pornografía y la violencia?’. ‘Bueno, porque menciona la palabra asesinato’”, contó Prager.

Bolling preguntó al comunicador si piensa que las grandes tecnológicas están silenciando las voces conservadoras a lo que Prager respondió afirmativamente y mencionó  como ejemplo una investigación de Proyecto Veritas publicada recientemente que revela un correo electrónico interno de Google en que un ejecutivo le decía a otro:

“Jordan Peterson, Ben Shapiro y Dennis Prager son nazis”.

Los correos electrónicos publicados por la organización independiente de juristas mostraron cómo los dos ejecutivos pertenecientes a un grupo interno dentro de Google que se dedica a la “transparencia y la ética” planeaban desactivar la función de sugerencia de sus vídeos. 

“No creo que identificar correctamente el contenido de extrema derecha esté más allá de nuestras capacidades. Pero si es así, ¿por qué no seguir la sugerencia de Meredith de deshabilitar la función de sugerencia?”, se puede leer en los correos. 

Pero la batalla contra la discriminación de las grandes tecnológicas lleva librándose hace ya algunos años.

La PragerU, una organización conservadora fundada por Prager con fines educativos demandó a Google luego que la compañía bloqueara más de 100 vídeos por considerarlos “peligrosos” o “despectivos”, segun informó The Daily Signal. 

Los videos categorizados como restringidos [algo que se utiliza para contenido pornográfico o violento] cubren una variedad de temas, incluidos los Diez Mandamientos, la tolerancia, el cambio climático, la libertad de expresión y las noticias falsas, y tienden a durar de tres a cinco minutos. 

“Sugerir que el contenido de PragerU es obsceno, violento o discurso de odio es un insulto absoluto a la inteligencia del público estadounidense y de personas como usted, que están dispuestos a entrar en el importante diálogo político”, afirmó Peter Obstler, abogado principal de PragerU, ante periodistas este verano. 

Muchos conservadores están denunciando que las grandes tecnológicas, que controlan el contenido que se comparte a través de Internet, están poniendo en peligro la libertad de expresión consagrada en la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense. 

“El diálogo y el discurso civil abierto es lo único que puede mantener nuestra democracia”, alertó Obstler.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

Ad will display in 09 seconds