Redacción BLes- El secretario general del Partido Comunista chino, Xi Jinping, ordenó el martes a las fuerzas armadas del país poner “toda su mente y energía en preparase para la guerra”, según informó la agencia estatal china Xinhua News.

Durante una visita a una base del Cuerpo de Marines del Ejército Popular de Liberación en la provincia de Guangdong, Xi instó a las tropas a que “mantuvieran un estado de alerta máxima”, solicitando que fueran “absolutamente leales” y “absolutamente confiables”.

Según lo recogido por Newsweek, Xi ordenó en el 2017 una reestructuración de los marines como parte de una reorganización de la defensa nacional y las fuerzas armadas. Para el mandatario chino, las tropas son la “fuerza de élite para las operaciones anfibias”.

En medio de su visita a la base militar situada en la ciudad costera de Chaozhou, entabló un diálogo con los altos mandos de la armada como parte de de sus planes para emitir un discurso conmemorativo del 40 aniversario de la Zona Económica Especial de Shenzhen.

Luego de llevar a cabo la sesión informativa de la Marina, Xi enfatizó el rol del cuerpo de marines chino. Los infantes de la marina deben concentrar [sus] mentes y energía en prepararse para la guerra, mientras mantienen un “alto nivel de preparación”, señaló Xi.

Las serias tensiones entre Taiwán y el régimen chino se mantienen, y en los últimos meses los ejercicios militares en las cercanías a la isla se han incrementado, al punto de que los aviones de combate chinos han cruzado la zona de identificación de defensa aérea taiwanesa.

La retórica de China amenazando con un conflicto con Taiwán se han visto reflejados en las declaraciones del periódico portavoz del régimen comunista, el Global Times, que a través de su editor en jefe dijo hace poco que “la continua demostración de fuerza militar es la única respuesta a la estabilidad a través del Estrecho”.

El pasado 10 de octubre, durante la conmemoración del Día Nacional de Taiwán, el Partido Comunista Chino (PCCh) llevó a cabo un ejercicio de invasión militar a gran escala en la isla que considera parte de su territorio y espera reunirse algún día, aunque sea por la fuerza.

Como señala el Daily Caller, en el mes de agosto Estados Unidos y Taiwán alcanzaron un acuerdo para la venta de armas por 10 años avaluado en 62 mil millones de dólares, una medida que empujó las relaciones entre la isla y su hostil vecino a un punto aún más crítico.

El martes 12 de octubre la administración Trump anunció nuevamente la venta de equipo militar avanzado a Taiwán incluidos los drones MQ-9 y un sistema de misiles de defensa costera. 

Las negociaciones entre ambas naciones democráticas provocaron la inmediata respuesta del régimen chino, el cual a través del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, condenó el acuerdo, amenazando a Washington con una “una reacción legítima y necesaria”.

A medida que se celebran más acuerdos entre la isla y EE. UU., la retórica agresiva del régimen chino respecto a la independencia de Taiwán se ha vuelto más persistente.

César Múnera-BLes.com