Redacción BLes– El pastor estadounidense John MacArthur, quien defendió la libertad religiosa celebrando servicios por considerarlos esenciales, contra las disposiciones locales, afirmó que votar por Biden sería contrario a las escrituras bíblicas. 

“Porque no hay manera de que un cristiano pueda afirmar la matanza de bebés, el matrimonio homosexual, o cualquier inmoralidad grosera”, afirmó MacArthur de acuerdo con Fox News del 30 de agosto. 

Agregando: “No hay manera de que podamos apoyar a un candidato que afirma el comportamiento transgénero… estas cosas ni siquiera son políticas para nosotros… estas cosas son bíblicas”.

MacArthur, dijo también dos días antes que había hablado con el presidente estadounidense Donald Trump, y le había dicho que los creyentes verdaderos estarían de su lado en las elecciones, lo que este agradeció.

“Amamos a Dios, deseamos honrarlo, y mantener la justicia en una sociedad que es lo que se supone que debe hacer una iglesia”, argumentó MacArthur.

También: “Así que dije, cualquier creyente real y verdadero va a estar de su lado en esta elección porque no es solo un individuo, es todo un conjunto de políticas que los cristianos no pueden, de ninguna manera, afirmar”, dijo MacArthur a Trump.

Con esto último parece referirse a las políticas impulsadas por los demócratas, que considera perjudiciales. 

En castigo, el condado de Los Ángeles acusará a MacArthur de desacato, por celebrar servicios religiosos bajo techo, y considera imponer una multa por 20.000 dólares.

Para la abogada de MacArthur, Jenna Ellis, las acciones del condado de Los Ángeles son inconstitucionales.

“El pastor MacArthur se mantiene firme en que la iglesia es esencial y no tiene planes de ceder a esta tiránica Junta, que está claramente desafiando el mandato de la Constitución de proteger la libertad religiosa”, señaló Ellis, según Fox News. 

La iglesia Grace Community Church emitió una declaración el 24 de julio con el título: “Cristo es la cabeza de la iglesia, no el César”,  hablando  de “Un caso bíblico respecto al deber de la iglesia de permanecer abierta, y donde solicitaba “ apoyo al mandato bíblico de congregarse para la adoración corporativa”.

El caso de MacArthur no es único, la iglesia, Godspeak Calvary Chapel en Newbury Park, Ventura, California, también abrió sus puertas a cientos de sus fieles, a pesar de las restricciones impuestas por las autoridades locales por el virus PCCh (Partido comunista de China), por lo que podría ser sancionada. 

“Es injusto. Respondemos a un llamado superior”, dijo Kim Bengard, uno de sus fieles. “Tenemos el derecho de la Primera Enmienda a la libertad y a reunirnos y congregarnos. Creo que somos obedientes a Dios primero y nos someteremos y pagaremos la multa y lucharemos hasta el final”, de acuerdo con CBS. 

Por su parte, el senador Ted Cruz, republicano por Texas, expresó su respaldo al pastor Rob McCoy de la iglesia Godspeak Calvary Chapel, citado ante un juez de California. 

“¿Estás dispuesto a ir a la cárcel por la Constitución? ¡El pastor Rob McCoy de la Iglesia del Calvario de Godspeak lo está! Mañana por la mañana, se presentará ante un juez de California que tiene a Rob en desacato. ¡Gracias por defender al rebaño y a nosotros, el pueblo! Los matones no ganarán. Estamos con usted, Pastor”, tuiteó Cruz. 

José Hermosa-Bles.com