Redacción BLesMientras la administración Biden impedía a la prensa obtener imágenes de los centros de reclusión de los inmigrantes ilegales, la organización Project Veritas logró imágenes impresionantes del hacinamiento en el que son obligados a dormir en el suelo, cubiertos de mantas de aluminio. 

Las imágenes filtradas nunca antes vistas se tomaron dentro en un centro de detención cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, próximo a la ciudad de Donna, condado de Hidalgo, Texas, según publicó el fundador y director del Proyecto Veritas, James O’Keefe, en su cuenta de Twitter el 22 de marzo. 

Luego de esta filtración, la administración Biden, accedió a que los medios ingresaran a las instalaciones creadas para retener a una parte de los inmigrantes ilegales que ingresan por oleadas al país desde la frontera sur. 

“Parece que una vez que las autoridades se enteraron de que teníamos estas fotos, finalmente dieron acceso a la prensa en el interior para darnos la primicia. Estamos contentos de que nuestras acciones hayan roto la rumoreada orden de mordaza”, escribió Project Veritas. 

Estos centros de detención tienen una superficie de 17.000 metros cuadrados, y se han convertido en escenarios de agresiones sexuales, entre otras, y emergencias médicas. 

“Estas fotos fueron tomadas en los últimos días. Hay ocho módulos con ocho celdas cada uno en el centro. En cualquier momento hay una media de 3.000 personas detenidas aquí”, informó la fuente anónima de Project Veritas. 

Y agregó: “Se les separa [a los inmigrantes ilegales] por edad o tamaño físico según la habitación. En los últimos días, 50 personas han dado positivo en COVID [virus PCCh] en estas celdas. Ha habido múltiples agresiones sexuales, agresiones normales y urgencias médicas diarias”.

Le recomendamos:

Luego de que el presidente, Joe Biden, declarara su adhesión a las políticas de fronteras abiertas, propias de la agenda globalista, se generó una crisis fronteriza que colapsó todos los controles previstos anteriormente. 

Para el senador Bill Cassidy (republicano) la culpa de la crisis en la frontera recae únicamente en Biden y en sus políticas que invitan a los inmigrantes ilegales a tan  peligroso viaje.

“Cuando la gente cree que puede entrar, comienza a enviar a su hija no acompañada a través de México, donde puede ser secuestrada y traficada”, dijo Cassidy, al presentador de “Fox News Sunday”, Chris Wallace.

Resulta indignante que la frontera ya se encuentra desbordada desde hace semanas por políticas que promovieron la migración masiva desde centroamérica y todo indicaría que de no modificar estas políticas la situación empeorará y solo lograrán desbordar también los lugares a donde trasladen a los inmigrantes, sin resolver la situación de fondo.

José Hermosa – BLes.com