Redacción BLes – Un supuesto equipo de “verificación de hechos”, viralizó una noticia falsa durante el fin de semana en la que se afirmaba que el impactante video que demuestra el fraude electoral en el State Farm Arena de Georgia, había sido desacreditado por los investigadores. Distintas fuentes aseguran que tal afirmación es falsa y el video está siendo investigado por la justicia. 

El jueves pasado se conocieron imágenes de video tomadas por cámaras de seguridad del State Farm Arena, Georgia, que muestran cómo aparecen maletas llenas de boletas electorales, luego de que el supervisor le dijera a los observadores republicanos que abandonaran el centro de conteo de votos debido a un supuesto caño de agua roto.

Luego de que se conociera la noticia, un equipo de “verificación” de “hechos” respaldado por Big Tech y reconocido por difundir noticias a favor de los demócratas y la izquierda, afirmó que la contundente evidencia había sido desacreditada, lo cual no fue así en absoluto.

El viernes por la mañana, el grupo llamado Lead Stories publicó una “alerta de engaño” que afirmaba falsamente haber desacreditado el video de seguridad. The Washington Post, NewsWeek y otros medios replicaron la farsa, incluso criticando a los periodistas que le dieron tracción al video. Pero la realidad indica que ni el video ni las afirmaciones de los republicanos respecto al fraude fueron desacreditadas.

La supuesta verificación de hechos de Lead Stories consiste básicamente en repetir los que los funcionarios electorales, cómplices del fraude, les dijeron respecto a que todo estaba bien con el conteo, que las boletas estaban en “contenedores, no en maletas”, y que “a los observadores del partido nunca se les dijo que se fueran”.

Le recomendamos:

Los testigos sin embargo declararon lo opuesto. Tal es el caso del presidente del Partido Republicano, David Shafer, quien esa misma noche publicó en su cuenta de Twitter: 

“El condado de Fulton les dijo a nuestros observadores anoche que se fueran a casa porque estaban cerrando y luego continuaron contando las boletas en secreto”.

La afirmación de Shafer está respaldada por las declaraciones juradas de al menos dos observadores republicanos, quienes además alegan que se mantuvieron a una distancia ilógica de las boletas incluso mientras estaban en State Farm Arena, lo que hizo que sea completamente imposible hacer su trabajo de manera correcta.

Incluso medios demócratas como ABC News informaron esa noche que los observadores y contadores de votos fueron enviados a sus casas luego de que se descubriera un supuesto caño de agua roto. La mayoría difundieron la misma información. 

Entonces, por un lado están las declaraciones juradas de los observadores que aseguran que los supervisores les dijeron que se fueran a casa por la noche poco después de las 10 pm, y paralelamente hay un video que muestra a todos saliendo en masa a esa misma hora. ¿Hay alguna otra evidencia a considerar?

En la noche de las elecciones, el presidente Trump tenía casi 40.000 votos sobre su rival demócrata Joe Biden en el estado de Georgia. Según lo informado de manera oportuna por The Gateway Pundit, misteriosamente en el condado de Fulton, las autoridades anunciaron que detendrían el conteo de votos hasta el día siguiente debido a la rotura de una tubería de agua en el State Farm Arena.

Ante las órdenes de las autoridades, los observadores republicanos se retiraron del establecimiento. A pesar de lo informado y sin observadores presentes, unas horas después se comenzó nuevamente con el recuento y cuando hicieron el siguiente informe, misteriosamente los resultados se habían revertido, y el candidato demócrata superaba al presidente Trump en cantidad de votos. 

Paralelamente a la prueba del video, que ya está siendo analizada por la justicia, el presidente republicano estatal David Shafer junto al presidente Donald Trump presentaron una denuncia penal en la corte estatal de Georgia el viernes respecto a decenas de miles de votos fraudulentos. Entre los cuales figuran miles de votos de delincuentes en prisión, menores de edad, personas no registradas, votos duplicados, votos fuera de plazo y personas fallecidas.

Andrés Vacca – BLes