Redacción BLes – El expresidente Donald Trump obtuvo el viernes 12 de noviembre dos importantes victorias legales. Una de ellas fue debido a que Summer Zervas, una de las mujeres que acusó a Donald Trump de agresión sexual, retiró su denuncia por difamación luego de que el expresidente negara haber cometido el hecho, acorde a Fox News.

Summer Zervas, una antigua participante en “The Apprentice” (“El aprendiz”), decidió, sin dar razones, poner fin a su demanda de 2017 en la que acusaba a Donald Trump de haberla difamado al negar que cometió agresión sexual contra ella en 2007. 

Según los informes, los abogados de Zervas, Beth Wilkinson y Moira Penza, manifestaron en un comunicado, que su cliente “ya no desea litigar contra el acusado y se ha asegurado el derecho a hablar libremente sobre su experiencia”. 

Además declararon que Zervas no había recibido nada de Trump a cambio de abandonar el caso.

Entre tanto Donald Trump frente a su victoria judicial, dijo que era “increíblemente importante luchar por la verdad y la justicia. Sólo la victoria puede restaurar la reputación de uno”.

“Es muy triste cuando pueden suceder cosas como esta, pero es tan increíblemente importante luchar por la verdad y la justicia”, dijo Trump. “Solo la victoria puede restaurar la reputación de uno”, agregó el expresidente en su comunicado. 

En su demanda Zervos había dicho que Trump en 2007 la llevó de manera forzada a una habitación de un hotel de Los Ángeles. En ese momento Trump presentó una apelación alegando inmunidad por su cargo. Y en marzo de este año, casi dos meses después de que Trump dejara la Casa Blanca, el Tribunal de Apelaciones del Estado de Nueva York la desestimó. 

Según menciona Fox News, Trump manifestó que las acusaciones de Zervos tenían motivaciones políticas.

Su abogada, Alina Habba, había intentado presentar una contrademanda contra la ‘ex aprendiz’, alegando que Trump estaba amparado por la ley “anti-SLAPP” del Estado de Nueva York, destinada a proteger a las personas de los acosos judiciales relacionados con su participación en la vida pública.

Respecto de la decisión de Zervas de retirar la demanda, Habba dijo que “no tenía otra opción”, ya que los hechos “dejaron muy claro que nuestro cliente no hizo nada malo”.

También el mismo viernes, una demanda presentada en 2019 por el ex abogado de Trump, Michael Cohen, contra su empresa, fue desestimada por un juez del Estado de Nueva York. Cohen le había pedido a Trump 1,9 millones de dólares para cubrir gastos legales.  

Acorde a lo que explicó el juez, su decisión se basó en dos fallas. La primera fue que los argumentos de Cohen estaban basados en acuerdos de palabra, pero estos no coincidían con los que se referenciaban de forma escrita. 

Y como segundo punto, el hecho de que la mayor parte de los trabajos realizados por los cuales el abogado demandante reclamaba gastos legales, en realidad habían sido efectuados para el propio Trump, para su campaña de 2016, o para su fundación, “pero no de su servicio al negocio de la Organización Trump que es el único demandado en el caso”, escribió en su fallo el juez. 

Kimberly Benza, una portavoz de la Organización Trump, declaró en un comunicado que los intentos de enriquecimiento del abogado Cohen “fracasaron una vez más”, acorde a lo que informó el New York Post.

Vanesa Catanzaro – BLes

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.