Redacción BLesEl 25 de junio pasado, la Corte Suprema de Texas dictaminó que las víctimas de tráfico humano con fines de explotación sexual podrán demandar a Facebook/Instagram por su ‘participación consciente o intencionada en la trata de personas’.

La última instancia de apelación del estado de Texas falló a favor en el caso de tres víctimas de explotación sexual que fueron engañadas a través de las plataformas de Facebook e Instagram cuando eran menores de edad.

En las instancias previas, la compañía de Silicon Valley logró desestimar las demandas basada en la Sección 230 de la Ley de Decencia en la Comunicación de 1996, la cual protege a las plataformas online de no ser hechas responsables por el contenido que publican sus usuarios.

No obstante, para el Juez James Blacklock, el argumento de que Facebook no es responsable de lo que publican sus usuarios, no era el eje de la demanda.

“No entendemos que el artículo 230 ‘cree una tierra de nadie sin ley en Internet’ en la que los Estados sean impotentes para imponer la responsabilidad a los sitios web que participen consciente o intencionadamente en el mal de la trata de seres humanos online”, escribió el juez.

“Responsabilizar a las plataformas de Internet por las palabras o acciones de sus usuarios es una cosa, y el precedente federal dicta uniformemente que la sección 230 no lo permite”, continuó. “Hacer que las plataformas de Internet rindan cuentas por sus propias fechorías es otra cosa muy distinta”.

La Corte sostuvo que las ‘demandas de los querellantes por trata de personas pueden proceder’ pero desestimó una parte de las demandas que acusa a la compañía de ‘negligencia, negligencia empresarial, negligencia grave y responsabilidad por productos defectuosos’.

El juez en su opinión citó un reciente cambio a la Sección 230 que aprobó el Congreso y que permite ‘imponer la responsabilidad civil a los sitios web que infrinjan las leyes estatales y federales sobre la trata de seres humanos’.

“El artículo 230, en su versión modificada, no retira a los Estados la autoridad para proteger a sus ciudadanos de las empresas de Internet cuyas propias acciones -a diferencia de las de sus usuarios- equivalen a una participación consciente o intencionada en la trata de seres humanos”, escribió el juez.

El fallo responsabiliza a Facebook/Instagram de haber permitido que estos perversos traficantes de personas utilizaran sin supervisión de la empresa, la plataforma no solo para engañar a sus víctimas, sino que también usaron sus servicios de publicidad para lucrar, es decir, sus víctimas fueron violadas después de haber sido ‘vendidas’ publicando avisos en estas redes sociales.

La Corte Suprema de Texas aclara que no desafía la forma en que la Sección 230 es interpretada por las cortes federales – que las protege del contenido que publican sus usuarios – y solo responsabiliza a Facebook por haber permitido la trata de personas.

Le recomendamos: NURSULTÁN | ¿La CIUDAD FUTURISTA del CABAL?

Ad will display in 09 seconds

Trasfondo de las querellantes

De las tres víctimas denunciantes, dos tenían 14 años cuando ocurrió y una tenía 15 años. Sus traficantes las contactaron por ser ‘amigos’ de algún amigo en común. Establecieron confianza y aprovecharon algún momento de debilidad de las niñas para ofrecerles trabajo de modelaje, con fotos falsas de mujeres en bikinis y con mucho dinero.

Una vez que las víctimas fueron a conocer físicamente a sus traficantes, estos le tomaron fotos y las publicaron en Instagram y Backpage.com (página que se bajó justamente por servir para prostituir víctimas de trata) a través de lo cual consiguieron ‘clientes’.

 Qué dice Facebook

Portavoces de la compañía californiana aseguraron que la compañía hace todo lo posible por combatir la explotación sexual.

“El tráfico sexual es aborrecible y no está permitido en Facebook. Continuaremos nuestra lucha contra la difusión de este contenido y los depredadores que se dedican a ello”, dijo Facebook según Daily Caller.

Sin embargo, un informe del Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados del 2020, cuyo objetivo es eliminar el material de abuso infantil, el tráfico sexual y la seducción online de los reportó 21.4 millones de informes de “casos de aparente material de abuso sexual infantil”.

El 95% de estas denuncias se registraron en Facebook, lo que equivale a 20.3 millones de incidentes donde se registró material de abuso infantil.

Según el Informe federal sobre la trata de seres humanos, esto convierte a Facebook en la principal plataforma para facilitar la trata de personas.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com