Redacción BLesNueva investigación revela detalles de la mansión del ‘suicidado’ pedófilo Jeffrey Epstein, Rancho Zorro, ubicada en el estado de Nuevo México, Estados Unidos, donde se grababa todo lo que ocurría con los huéspedes y las menores víctimas de abuso sexual. 

La víctima y exempleada de Epstein, Maria Farmer, relató: “Había cámaras miniaturizadas para grabar todo en cada finca. Las cámaras eran omnipresentes. No podías verlas si no te las señalaban”, de acuerdo con The Sun del 21 de octubre. 

Y agregó: “Todas las residencias de Epstein tenían estos cuartos mecánicos y sistemas de túneles. Lo sé porque Epstein me lo dijo”.

También describió: “Estas habitaciones eran enormes, más grandes que las casas. No tengo ni idea de por qué alguien necesita tantos ordenadores en una habitación”.

Farmer, ahora de 51 años, había trabajado también como artista interna y recepcionista en la casa de Epstein en Nueva York en 1996.

Luego fue trasladada a la finca de 23 habitaciones y 1.000 metros cuadrados perteneciente al empresario Les Wexner, ubicada en New Albany (Ohio), donde afirma haber sufrido abusos por parte de Epstein y de su supuesta cómplice y reclutadora Ghislaine Maxwell.

Wexner fue demandado en enero por permitir que Epstein “utilizara su casa para mantener relaciones con las víctimas”, a lo que respondió que fue engañado y que terminó su relación en 2007 cuando aquel fue acusado de solicitar a una menor para la prostitución.

Farmer también compartió que le contaron sobre un retrato de dos metros de altura en el que aparecía Maxwell desnuda con las piernas separadas y con una daga de oro en la mano derecha. 

Se hallaba en el pasillo del ascensor del sótano y era lo primero que vería cualquiera de sus invitados, incluidas las víctimas. 

“Creo que se utilizó para intimidar a las jóvenes, que estaban allí solas y aisladas”, señaló el dueño de la estación de radio de Albuquerque Rock of Talk, de apellido Aragon,  quien también vio esa foto.

Y agregó: “El contratista que proporcionó las fotografías declaró que no puede quitarse la imagen de la cabeza, y que es una de las cosas más extrañas que ha visto”.

Aragón había hablado con el arquitecto del Rancho Zorro y con un excontratista de TI, que trabajó en las comunicaciones y la seguridad de Internet de Epstein de 1999 a 2007 y proporcionó fotos interiores.

También comentó sobre el extraño diseño arquitectónico de la mansión, en la que había muchas grandes salas y pocas y estrechas habitaciones. 

“El laberinto de habitaciones, puertas, vestíbulos, zonas de espera y puertas, no hay duda de que se utilizaron con el máximo efecto para atrapar y contener a las víctimas hasta que fueran necesarias para los rituales de Epstein”, siguió describiendo Aragon. 

Y agregó: “Parece que no hay escapatoria, ¿se imaginan cómo se sentirían las jóvenes adolescentes? Deben haberse sentido tan desesperadas y vulnerables”, de acuerdo con The Sun. 

El multimillonario financiero Jeffrey Epstein, murió ahorcado el 10 de agosto en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, mientras esperaba el juicio por abuso y tráfico sexual de menores.

Ahora su asociada, Maxwell, espera la próxima sesión de su juicio que el 29 de noviembre presidirá la jueza Alison J. Nathan, de la corte federal del distrito sur de Manhattan, Nueva York, quien determinó que será pública a pesar de las peticiones de la acusada.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.