WASHINGTON (Reuters) – Las ventas de casas usadas en Estados Unidos subieron más de lo previsto en octubre al disiparse los problemas derivados del paso de huracanes en los últimos meses, pero una escasez crónica de viviendas que está apuntalando los precios más allá del alcance de compradores primerizos sigue siendo un obstáculo.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo el martes que las ventas de casas usadas subieron un 2,0 por ciento en octubre, a una tasa anual desestacionalizada de 5,48 millones de unidades.

El ritmo de ventas de septiembre fue revisado a la baja, a 5,37 millones de unidades, desde las 5,39 millones de unidades reportadas previamente.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las ventas de viviendas escalaran un 0,7 por ciento, a una tasa de 5,42 millones de unidades, en octubre.