Varios clientes descontentos de Burger King han presentado una demanda contra la cadena de hamburgueserías estadounidense al sentirse “engañados” con las imágenes promocionales que la compañía utiliza para publicitar sus productos, ya que consideran que no coincide con la realidad.

La denuncia ha sido interpuesta en Florida por el abogado Anthony Russo, que ha explicado que, con estas fotografías, Burger King hace ver a los consumidores que los productos que vende tienen un tamaño mayor al que realmente tienen, informa The Washington Post.

El letrado ha utilizado en el caso también las quejas que otros usuarios externos a la demanda han hecho a través de las redes sociales denunciando precisamente la diferencia entre las hamburguesas que aparecen en las campañas publicitarias y las que se venden en los establecimientos de la compañía.

En concreto, la demanda recoge que las imágenes publicitarias “son injustas y perjudican financieramente a los consumidores”, puesto que el producto que compran es “de un valor mucho menor que el prometido”.

En mucho de los anuncios se puede ver cómo la carne sobresale del pan, lo que hace que luzcan un “aproximadamente 35% más grandes” y que además haga creer a sus clientes que “contienen más del doble de carne que la hamburguesa real”, se desprende también del documento.

Además, aseguran que es a partir de 2017 cuando Burger King empezó a publicitar sus productos con imágenes que hacían ver que tenían un tamaño mayor.

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.