Los hispanos, que son el 29% de la población de Nueva York, representan el 34% de las muertes por el virus del PCCh ( Partido Comunista Chino) en la ciudad y son la comunidad más golpeada por la enfermedad, según los primeros datos oficiales hechos públicos este miércoles (08.04.2020). El alcalde, Bill de Blasio, señaló que los datos muestran “claras disparidades” en cómo el coronavirus está afectando a la población de la ciudad y apuntó como uno de los motivos fundamentales el sistema sanitario estadounidense y las desventajas en las que sitúa a las personas de bajos ingresos.

Las cifras demográficas recopiladas por el Ayuntamiento confirman lo que ya apuntaban los datos por barrios que se habían ido dando a conocer previamente: las comunidades inmigrantes, y especialmente la latina, son las peor paradas. “Estamos notando que los latinos están falleciendo más que cualquier otro grupo en la ciudad y esta información nos preocupa”, dijo en una conferencia de prensa la responsable municipal de Salud, Oxiris Barbot, que es de origen puertorriqueño. Barbot también constató que las comunidades más afectadas por el virus también tienen “tasas más altas de enfermedades crónicas subyacentes”.

Como en otras ciudades de Estados Unidos, la comunidad negra también se está viendo especialmente afectada en Nueva York, donde acumula el 28% de los fallecimientos pese a representar únicamente el 22% de la población. Mientras las muertes son menores en proporción entre las personas de raza blanca y las asiáticas. Los blancos, que son el 32% de los habitantes, suponen el 27% de los muertos. Los asiáticos, el 14% de la población de la Gran Manzana, son el 7% de las víctimas mortales, según las cifras facilitadas por el Ayuntamiento. “Es una disparidad flagrante”, admitió el alcalde en conferencia de prensa.

Razones económicas, estatus migratorio y el idioma

De Blasio recordó que desde hace décadas muchos ciudadanos han tenido problemas para acceder a los servicios de salud que necesitan y viven con enfermedades crónicas, muchas veces como consecuencia de la pobreza. Además, las comunidades con menos ingresos tienen a vivir más hacinadas, lo que aumenta el riesgo de contagio, y tienen peores condiciones de trabajo, lo que complica quedarse en casa para protegerse de la enfermedad.

En el caso concreto de los latinos, el alcalde consideró que el idioma puede haber sido una barrera para muchos a la hora de acceder a información sobre el virus del PCCh y sugirió que el estatus migratorio de algunas personas o sus familiares también puede haber hecho que no buscasen ayuda cuando la necesitaban.

En el resto del estado de Nueva York, los hispanos y -especialmente- los negros también se están viendo afectados de forma desproporcionada, con el 14% y el 18% de las muertes, cuando representan solo el 11% y el 9% de la población, respectivamente, según números publicados también este miércoles. El gobierno de México, por su parte, confirmó que 108 mexicanos han fallecido por virus del PCCh en Estados Unidos, la mayoría en el estado de Nueva York, el más afectado por la pandemia en ese país.

Fuente : DW.

Te puede interesar:  ESPAÑA CORONAVIRUS: El Presidente Sánchez está pagando caro su estrecha relación con China

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.