El cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos intercedió en el debate de los cursos marxistas y supremacistas negros que Biden quiere introducir en el currículo escolar.

El ex presidente Donald Trump se metió de lleno en el debate nacional que está tomando fuerza en Estados Unidos sobre cursos marxistas que el gobierno federal impone sobre los empleados públicos y en escuelas públicas.

Estos cursos son conocidos como “Teoría Crítica de la Raza” (TCR) y hacen una suerte de revisionismo histórico explicando los hechos más importantes de la historia estadounidense pero contado desde una perspectiva de lucha de clase y de razas, con un claro tinte de izquierda y de supremacismo negro.

En las aulas de todo el país, los estudiantes están sujetos a un nuevo plan de estudios diseñado para lavarles el cerebro con el ridículo dogma de izquierda conocido como ‘teoría crítica de la raza’”, escribió Trump en un artículo de opinión que publicó esta semana en RealClearPolitics

El hecho clave sobre esta doctrina retorcida es que es completamente antitética a todo lo que los estadounidenses normales de cualquier color desearían enseñar a sus hijos“.  

Le recomendamos: John McAfee, ¿VÍCTIMA del ESTADO PROFUNDO?

Ad will display in 09 seconds

Los primeros cursos de TCR habían sido introducidos por el entonces presidente Barack Obama en 2012, y estaban dirigidos al Ejército y a los empleados públicos. Trump en 2019, cuando se enteró de que se estaban dando estas clases obligatorias, decretó su eliminación.

Sin embargo, en su primera semana en la Casa Blanca, Joe Biden los volvió a introducir y en abril, el Departamento de Educación anunció que lo extendería a la currícula escolar de todo el país. Se quiere incorporar al contenido que se enseña en las escuelas los trabajos del escritor racista Ibram X. Kendi y demás bibliografía del Proyecto 1619 del New York Times, que propone crear una educación cívica e histórica centrándose en la idea de que Estados Unidos se fundó y sigue siendo hoy una nación racista.

Ibram X. Kendi, el autor supremacista negro de “Cómo Ser Anti-Racista”, que Biden quiere poner a cargo de la educación estadounidense. (VCU Libraries/CC BY 2.0)

En lugar de ayudar a los jóvenes a descubrir que Estados Unidos es la nación más grande, más tolerante y generosa de la historia, les enseña que Estados Unidos es sistemáticamente malvado y que los corazones de nuestro pueblo están llenos de odio y malicia“, escribió Trump. “Enseñar a un niño estos mensajes divisivos rozaría el abuso psicológico“.

Adoctrinar a generaciones de niños con estas ideas extremas no es solo inmoral, es un programa de suicidio nacional”, continuó Trump, criticando a la administración Biden por deshacer los pasos que su administración ha tomado para combatir la prevalencia de la TCR.

En un llamado a la acción, Trump instó a todos los “padres preocupados en Estados Unidos” a exigir a su Estado que prohíba que estos cursos marxistas entren a sus escuelas.

También sugirió que cada Estado cree comisiones propias para examinar el plan de estudios de las escuelas públicas y garantizar que los estudiantes reciban una “educación patriótica y pro-estadounidense“. Florida pasó una ley por el estilo esta semana, y Texas está muy cerca de hacerlo.

A medida que los estudiantes regresan al aula, dijo Trump, los Estados deben aprobar leyes que exijan que todos los planes de lecciones estén disponibles para los padres. “Cada folleto, artículo y lectura debe publicarse en un portal en línea que permita a los padres ver lo que se les enseña a sus hijos”, escribió.

Una nación es tan fuerte como su espíritu“, escribió Trump. “Para nuestros hijos, debemos actuar antes de que sea demasiado tarde“, finalizó.

La Derecha Diario