Redacción BLes– Unos padres de Holladay, Utah, se quedaron atónitos cuando su hijo de 2 años destrozó sus ahorros en efectivo. Era el dinero que habían estado guardando para pagar los abonos de fútbol de la Universidad de Utah.

Ben Belnap es un ávido aficionado al fútbol. Sin embargo, él y su esposa, Jackee Belnap, no tenían mucho dinero como padres jóvenes con un hijo, por lo que no podían permitirse artículos caros como los abonos de temporada.

Afortunadamente, los padres de Belnap les prestaron amablemente el dinero para que pudieran animar a su equipo de fútbol favorito.

Belnap y su mujer agradecieron el regalo e inmediatamente empezaron a ahorrar dinero para pagar a sus padres.

Sin embargo, no pudieron encontrar su sobre con 1.060 dólares cuando pensaban devolver el dinero aunque buscaron en todas las habitaciones, cajones y superficies de la casa, revolviendo los cojines del sofá e inspeccionando cada rincón.

Finalmente, Jackee se quedó sin opciones y decidió buscar en el último lugar que se le ocurrió: la trituradora.

Efectivamente, el dinero se había esfumado: se había triturado en mil pedazos.

Al triturar el sobre, Leo pensó que era útil, según los padres. Solía triturar cosas cuando sus padres no estaban presentes. Jackee sollozó al principio.

“Durante unos cinco minutos, nos limitamos a revolverlo todo, sin hablar. No sabíamos qué hacer y entonces rompí el silencio y me dije: ‘Bueno, esto será una gran historia de boda algún día'”, recordó Jackee según TODAY.

Su historia se hizo viral después de que la compartieran en Twitter. Los internautas se mostraron conmocionados por el incidente y expresaron sus condolencias.

Para animarles, algunos adoptaron un enfoque algo diferente y contaron chistes.

Incluso se pusieron en contacto con Belnap y le ofrecieron entradas para un partido de Utah después de que un tuit llegara al equipo de Budweiser.

Además, Belnap y su mujer han seguido finalmente el consejo de sus solidarios seguidores de Twitter y se han puesto en contacto con el Tesoro de Estados Unidos para relatar su historia, con la esperanza de recuperar los fondos o al menos una parte de ellos.

Se sugirió que el Servicio de Canje de Moneda Mutilada podría ayudar, según Parenting Isn’t Easy. Es una función de la Oficina de Grabado e Impresión del Departamento del Tesoro.

Si los daños cumplen ciertas condiciones, pueden cambiar los billetes destruidos por otros nuevos. Por ejemplo, más de la mitad del billete debe ser reconocible como moneda estadounidense, y deben distinguirse características de seguridad como el número de serie.

Según el sitio web del departamento, la sección de Moneda Mutilada del Departamento del Tesoro recibe unas 30.000 reclamaciones por valor de unos 30 millones de dólares cada año.

El Tesoro parece creer que al menos parte del dinero destruido se salvará, aunque tardará entre seis meses y tres años.

Los padres creían que estos hechos formaban parte de la crianza de un niño. Sin embargo, Leo ya no puede utilizar la trituradora.

“Tenemos muchos momentos de Leo. La mayoría de ellos son simplemente divertidos, y nos reímos de ellos durante días”, compartió Jackee. “Este fue uno de esos momentos que no fue su mejor momento, pero lo amamos”.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.