1 hora y 14 minutos después de que la policía llegara a la escuela, los agentes decidieron entrar al aula. El vídeo de las cámaras de seguridad muestra a los agentes replegándose mientras el atacante disparaba en el aula

Un vídeo sobre la matanza de Texas que cuestiona la tardía actuación de la policía ha salido a la luz. Por primera vez, se han revelado las imágenes del interior de la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, en la que el pasado 24 de mayo un pistolero mató a 19 estudiantes de cuarto grado y a 2 de sus maestras. El vídeo incluye las grabaciones de las cámaras de seguridad y demuestra que los agentes de la policía no solo tardaron 77 minutos en intervenir para detener al agresor, sino que además, se replegaron mientras el atacante seguía disparando. Ha sido publicado por el diario Austin American-Statesman, junto a su socio, la cadena de televisión KVUE.

77 minutos de terror

El vídeo muestra al hombre entrando a la Escuela Primaria Robb sin encontrar ningún obstáculo en su camino, justo después de que le disparara fuera del edificio a dos personas y de que se realizaran las primeras llamadas al 911. Posteriormente se dirige a las aulas 111 y 112. Poco después, un niño que sale del baño para regresar a su clase y se da cuenta de que el pistolero se encontraba en el pasillo dispuesto a entrar a las aulas. Tras los primeros disparos el niño corre y se vuelve a meter en el baño.

El pistolero entra en una de las aulas y vuelve a disparar. Se escuchan gritos. El atacante deja de disparar y posteriormente vuelve a abrir fuego. Se detiene de nuevo y después continúa disparando. Esto se repite una y otra vez. Tres minutos después aparecen los primeros agentes en el pasillo, estos avanzan, pero en seguida se repliegan y no vuelven a intervenir hasta que ya es demasiado tarde.

Las imágenes recopiladas muestran además que, mientras el tirador masacraba a los niños, los policías locales, estatales y federales fuertemente armados caminaban de un lado a otro del pasillo, se van y vuelven a aparecer, hablan, observan los planos del aula, hacen llamadas telefónicas e incluso mandan mensajes de texto. Finalmente, 1 hora y 14 minutos después de que la policía llegara por primera vez a la escuela, los oficiales entraron en el aula. 

Actuación errónea

Steve McCraw, director del Departamento de Seguridad de Texas, ha dicho que el jefe de policía del distrito escolar, Pete Arredondo, trató la situación como si se tratara de un hombre con barricadas y no como una situación en donde había un tirador activo, lo que exige que los agentes entren en acción de inmediato, incluso si esto implica poner sus propias vidas en riesgo. McCraw expresó que Arredondo cometió un error, ya que tenía que haber dado la orden de enfrentar al pistolero tan pronto como llegaron. Posteriormente, Arredondo dimitió.

Fuente: 20minutos.es

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.