Redacción BLes– Un juez federal designado por el expresidente Donald Trump se ha negado a bloquear la nueva ley electoral de Georgia, concediendo una victoria a los republicanos después de que un grupo de izquierdas hubiera solicitado una medida cautelar.

En su fallo del miércoles 7 de julio, el juez de distrito de Estados Unidos J.P. Boulee declaró que “el Tribunal no está persuadido por el argumento de los demandantes de una excepción de línea brillante a Purcell porque han alegado un daño de la Primera Enmienda. Los demandantes no han proporcionado autoridad, ni el Tribunal tiene conocimiento de ninguna, que apoye esta interpretación de la ley.”

La Ley de Integridad Electoral de 2021, patrocinada por los republicanos, fue promulgada en marzo, con el objetivo de eliminar el fraude y asegurar la integridad electoral mediante la aplicación de la conformidad en todo el estado, pero los demócratas alegaron que crea obstáculos innecesarios para votar, en particular para la población negra.

Según ABC News, los activistas demócratas, liderados por la Coalición para el Buen Gobierno, habían pedido al juez que prohibiera a Georgia aplicar algunas secciones de la nueva ley, incluyendo la observación de las elecciones y un nuevo plazo para solicitar el voto en ausencia. Alegaban que esas partes de la ley podrían amenazar el derecho de voto.

Le recomendamos: TRUMP IMPARABLE: DENUNCIÓ a las Big Tech y EXIGIÓ el CESE INMEDIATO de la CENSURA

Ad will display in 09 seconds

Los abogados del estado argumentaron que las disposiciones refuerzan las protecciones y son necesarias para la integridad de las elecciones.

El juez Boulee decidió entonces no bloquear esas partes de la nueva ley electoral de Georgia antes de la segunda vuelta de las elecciones para dos distritos de la Cámara de Representantes del estado el próximo martes, diciendo que hacer cambios antes de las próximas segundas vueltas podría arriesgarse a “perturbar la administración de una elección en curso”.

En respuesta, la directora ejecutiva de la Coalición para el Buen Gobierno, Marilyn Marks, dijo que “nos preocupa la confusión de los votantes que, sin duda, se producirá con estos cambios rápidos y poco conocidos en las reglas.”

El Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, argumentó que se trata de “una más en la línea de demandas frívolas” contra la ley electoral del estado, y añadió: “Seguiremos enfrentándonos a ellas y venciéndolas en los tribunales”.

Dan Knight – BLes.com