La investigación identifica cientos de millones de dólares que fluyen de la fundación de Bill Gates a las 26 organizaciones que firmaron una carta abierta en contra de Elon Musk, pidiendo cancelarlo de los medios.

Un informe de Breitbart News, basado en la investigación y el análisis de la Foundation for Freedom Online (FFO), analizó cientos de documentos públicos y logró encontrar el rastro de millones de dólares en contribuciones de la Fundación Bill y Melinda Gates a uno y cada uno de los firmates de la carta pidiéndole a los inversores de Twitter que saquen su dinero de la empresa si Elon Musk la compra.

El pasado 4 de mayo, un grupo de 26 organizaciones activistas y ONGs enviaron una “carta abierta” a las empresas que invierten y publicitan en Twitter, pidiéndoles que reconsideren sacar su dinero de la empresa cuando pase al control de Elon Musk.

La carta está membretada por cuatro organizaciones principales: la Open Society Foundation de George Soros; Accountable Tech, vinculada a Hillary Clinton y Barack Obama; Media Matters, de David Brock, operador de Joe Biden; y Ultraviolet, de Warren Buffet.

Sin embargo, todas las organizaciones tienen un vínculo común, y es la Fundación Gates, que habría sido quien tuvo la idea de lanzar esta carta y coordinó con los distintos espacios para escribirla y publicarla.

En total, 11 de las 26 organizaciones que aparecen firmando la carta recibieron financiación de una entidad respaldada directamente por Gates, y las otras 15 la recibieron de manera indirecta.

Por ejemplo, la organización New Venture Fund, que maneja un fondo de inversión sustentable sin fines de lucro, se encuentra bajo el ala de la Fundación Gates, la cual contribuye con la mayor cantidad de dinero.

El New Venture Fund financia directamente a cuatro de los signatarios:

-El Centro para la Justicia de los Medios
-El Fondo para la Democracia de los Medios
-La Coalición Nacional de Medios Hispanos (a través de Media Democracy Fund)
-Accountable Tech

Según el análisis de FFO, los archivos de divulgación de la lista de beneficiarios de la Fundación Gates muestran la friolera de 102 subvenciones en efectivo separadas para o a través de New Venture Fund, por un total increíble de 457 millones de dólares desde 2008.

El organismo de control de la filantropía Sludge señaló que los US$ 70 millones en subvenciones en efectivo que identificó de la Fundación Gates al New Venture Fund en 2020 es la contribución individual más grande de un año que la Fundación Gates había hecho a cualquier otro beneficiario único desde 2014, y la segunda más grande de su historia.

El fuerte retroceso en la financiación después de las elecciones de 2020 tiene sentido, dada la naturaleza política del trabajo del New Venture Fund. Es la organización matriz de lo que se ha descrito como uno de los grupos de dinero oscuro pro-demócratas más grandes de Estados Unidos, el Sixteen Thirty Fund, que resulta ser otro megadonador para Accountable Tech, signatario anti-Musk.

La Fundación Tides, una de las organizaciones sin fines de lucro más poderosas del mundo que hace lobby en favor de las fronteras abiertas y las causas LGBT, dependiente de las donaciones de la Fundación Gates, financia a otros cinco signatarios:

-Free Press
-Indivisible
-NARAL Pro-Choice América
-Media Matters
-Red global Black Lives Matter

Además, otros dos signatarios están vinculados directamente al dinero de la Fundación Gates:

-Empowering Pacific Islanders Community (financiado por socios comunitarios respaldados por Gates)
-Reproaction (un proyecto de NEO Philanthropy respaldado por Gates)

La disputa entre Gates y Musk va más allá de la ideología. Hace unos meses, Elon Musk reveló que la Fundación Gates le pidió plata para acciones contra el cambio climático, pero que lo rechazó porque Bill Gates tiene una posición corta de 500 millones de dólares contra Tesla.

Esto quiere decir que Gates, la persona que más insiste con que hay que combatir el cambio climático y prohibir los combustibles fósiles, apuesta una fortuna a que la principal empresa de autos eléctricos -Tesla- va a fracasar.

Pero también tiene un objetivo claro: controlar la libertad de expresión. Gates es un defensor abierto de la censura, y con frecuencia pide a las empresas de tecnología que hagan más para detener la propagación de “información errónea sobre la salud” en línea.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.