David Morris, un hombre del estado de Maryland que fue condenado por un asesinato en 2004, salió de prisión este jueves después de que un juez lo exonerara al principio de esta semana, publica nbcnews.

Morris estuvo en la cárcel aproximadamente 17 años después de que el 15 de noviembre de 2005 el juez le condenara a cincuenta años de cárcel. Tras su salida de la cárcel, el individuo no ha querido prestar declaraciones en los medios, aunque personas cercanas a él declaran que está ”pasando tiempo con su familia y disfrutando de la comida”, afirma este medio.
 
Morris fue detenido por el asesinato de Mustafa Carter, quien recibió tres disparos en la cabeza y le robaron su coche
 
Cuando Morris fue detenido el 10 de diciembre de 2004 solo era un adolescente. Fue juzgado por el asesinato de Mustafa Carter, quien recibió tres disparos en la cabeza en la ciudad de Baltimore y tras ello, le robaron su coche.

Un testigo conducía con dos personas por el lugar del crimen y creyó identificar a David, ya que el atacante llevaba un abrigo muy similar al del condenado. 

La misma abogada del Estado ha declarado que debido a las pruebas y la información de la que disponemos en la actualidad, el Estado de Maryland ya no está convencido de que Morris sea el culpable. 

El ADN no coincidía con la víctima

Fue gracias a la organización Proyecto Inocencia del Atlántico Medio que se consiguió revisar el juicio. La organización observó múltiples irregularidades y contradicciones en el caso. 

Ningún tipo de evidencia física ni ningún aspecto del lugar del crimen ataban al susodicho a la escena y pruebas de ADN del sospechoso recientemente testadas han demostrado que no coincidían con el ADN de la vestimenta de la víctima. Estos hechos fueron lo que determinaron la inocencia de Morris. 

Cuando se celebró el juicio hace 17 años, el testigo principal cambió la versión de lo ocurrido y la descripción del atacante y ante la corte no llegó a identificar a David Morris como el asesino ya que había muy poca luz, lluvia y niebla. A su vez, el segundo testigo que se encontraba en el coche fue interrogado cinco meses tras el suceso y el tercer testigo nunca fue interrogado

Marilyn Mosby, fiscal de Maryland, ha declarado para RT que ”este caso ejemplifica la naturaleza dañina de las fallas históricas del sistema de justicia penal y nuestro deber como fiscales de abordar los errores del pasado”. La fiscal ha expresado sus disculpas a Morris y a su familia por el ”indecible trauma que le fue infligido como resultado de esta condena injusta”. 

El Proyecto Inocencia ha querido celebrar la liberación de David Morris de prisión a través de su cuenta de Twitter, donde ha subido una foto que mostraba ”su primera comida tras salir de la cárcel”. 

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.