La principal competencia de la compañía, Burguer King, también se enfrenta a un proceso similar en EE UU.

Un cliente estadounidense de McDonald’s identificado como Justin Chimienti ha presentado una demanda contra esta cadena de comida rápida por vender hamburguesas más pequeñas de las que publicita. La principal competencia de la compañía, Burguer King, también se enfrenta a un proceso similar en EE UU.

Así lo recoge la agencia Reuters, que explica que Chimienti ha demandado tanto a McDonald’s como a otra hamburguesería llamada Wendy’s en un juzgado federal de Brooklyn (Nueva York) a través de un bufete de abogados que ya participó en marzo en una demanda en la misma línea contra Burguer King.

En el escrito, el demandante expone que las cadenas de comida rápida utilizan hamburguesas de ternera poco cocinadas para sus anuncios para que estas parezcan entre un 15 y un 20 por ciento más grandes de lo que los clientes reciben en el mostrador, que son en realidad “menos apetitosas” que las de la publicidad.

En concreto, la denuncia habla de la mítica Big Mac de McDonald’s y de la Bourbon Bacon Cheeseburger de Wendy’s.

“Las acciones de los demandados son especialmente preocupantes ahora que la inflación, los alimentos y los precios de la carne son muy elevados y muchos consumidores, especialmente los de menores ingresos, tienen dificultades económicas“, reza la demanda a la que ha accedido la agencia Reuters. 

Fuente: 20minutos.es 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.