Redacción BLes- Mientras se avanza lentamente en el conteo de los votos de la elección presidencial en EE. UU., emerge una gran contradicción en los resultados para los republicanos, que no deja de preocupar.

La editora ejecutiva de The Federalist, Joy Pullmann, la ilustra destacando que mientras los seguidores del presidente estadounidense, Donald Trump, lograron que su partido retuviera el Senado y aumentara escaños en la Cámara de representantes, aparentemente, hayan votado en contra de su reelección, según expresó el 5 de noviembre. 

Además: ”Trump ha consolidado su apoyo entre los votantes republicanos y goza de un índice de aprobación masivo por parte de ellos que no tenía en 2016, y ha ampliado su coalición a más votantes de la clase trabajadora y de la minoría este año”, reforzó Pullman.

Agregó: “Este no es un año de la ola azul. Este es un año en el que la ola azul de 2018 parece estar retrocediendo”, haciendo referencia al color del partido demócrata.

Asimismo, cuestiona: “¿Se supone que debemos creer que el Partido Republicano tuvo una gran noche de elecciones excepto por el Presidente?”.

Pullman también hace notar que los demócratas, luego de autoproclamarse durante meses como los vencedores absolutos en el Congreso bajo la supuesta presidencia de Biden, resultaron perdedores.

Si bien aún no se termina la contabilización de los votos, que por cierto ha resultado muy accidentada en los estados claves bajo gobernantes demócratas, estos son los perdedores.

El martes todavía la representante Cheri Bustos, demócrata de Illinois, presidente de la campaña de los demócratas, y la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, demócrata de California, hablaban de sus posibles logros. 

“Creo que vamos a ver algunas victorias en estos distritos de color rojo intenso que con el tiempo van a pasar de rojo rubí a púrpura e incluso a azul”, dijo Bustos según USA Today. 

Pero a pesar de estas predicciones, en vez de ganar 15 escaños más en la Cámara de Representantes, como lo esperaban, muy probablemente pierdan 10, y en el Senado tal vez aumenten solo uno.

No mucho mejor les fue a nivel estatal donde los resultados fueron muy parejos y a pesar de sus millonarias inversiones electorales, superiores a las de los republicanos, los resultados no les fueron favorables. 

La derrota fue tal que varios congresistas demócratas se desesperaron por haberse desviado hacia el izquierdismo extremo, y por haber impulsado consignas como las de desfinanciar a la policía.

En este sentido se expresó la representante de Virginia, Abigail Spanberger, según Daily Caller del 5 de noviembre. 

“Perdimos escaños que no deberíamos haber perdido. Desfinanciar a la policía casi me cuesta mi carrera por un anuncio atacándola. No vuelvas a decir “socialismo nunca más”, dijo Spanberger según tuiteó la reportera Erica Werner @ericawerner.

En un conteo de votos empañado por múltiples acusaciones de fraude y otras irregularidades, el presidente Trump presentó varias demandas en busca de que se respete la voluntad de los estadounidenses.

José Hermosa-BLes.com