Redacción BLes– Un alcalde demócrata de una ciudad fronteriza del sur de Texas ha enviado un vídeo al presidente Joe Biden en el que le suplica que no envíe extranjeros ilegales a la comunidad, diciendo que su ciudad ya no tiene los recursos necesarios para acogerlos.

“Sr. Presidente, mi nombre es Bruno Lozano, alcalde de la ciudad de Del Río, Texas, y le ruego y solicito que por favor ponga fin a cualquier medida relativa a la liberación de inmigrantes en espera de citas judiciales en la ciudad de Del Río y sus alrededores”, dijo Lozano en el vídeo que realizó el 18 de febrero.

“No tenemos los recursos disponibles para albergar y acomodar a estos migrantes dentro de nuestra comunidad”, dijo, y agregó que “no tendrá otra opción que usar la medida extrema bajo la declaración de emergencia como alcalde de la ciudad de Del Río, Texas, para rechazar la entrada de los migrantes que esperan las fechas de la corte en la ciudad de Del Río.”

El alcalde le dijo a Biden: “Si usted envía a estos individuos a nuestra comunidad, nos veremos forzados a tomar la decisión de dejarlos sin recursos bajo estas terribles circunstancias.”

“Estoy pidiendo que por favor se detenga, que por favor haga otro plan para este asunto federal”, continuó.

Lozano dijo que si la administración de Biden sigue permitiendo a los extranjeros ilegales en su comunidad, tienen que proporcionar los suministros necesarios para alojarlos con seguridad en estas circunstancias extremas.

La petición del alcalde se produjo mientras el gobierno de Biden sigue negando que haya una “crisis” en la frontera sur, a pesar del aumento de miles de menores no acompañados y de las detenciones en ese lugar.

Le recomendamos:

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, argumentó el lunes 22 de marzo que “los niños que se presentan en nuestra frontera y que huyen de la violencia, que huyen de la persecución, que huyen de situaciones terribles no es una crisis”.

Pero en declaraciones al New York Post el domingo, Lozano acusó a la administración de Biden de tener “una brecha en los niveles de seguridad nacional que nunca antes se había visto en la historia moderna y ustedes ni siquiera pestañean al respecto, ni siquiera lo llaman ‘crisis’, sino que lo llaman un desafío entre comillas”.

“Es una bofetada en la cara”, dijo el alcalde de 38 años.

Dan Knight – TheBL