Redacción BLes – Los padres suelen tratar de trasmitir a sus hijos lo mejor de su propia educación. Sin embargo, una mujer de Wisconsin cree que ocurre lo contrario.

Jessica Benzakein quiere ofrecer a sus hijos mucho más. Esta residente de Milwaukee creció en un centro de adopción y pasó a estar bajo la tutela del Estado con sólo 12 años.

Benzakein fue separada de su hermano y abandonada después de que su madre renunciara a la patria potestad. Su asistente social no tenía muchas esperanzas, porque se estaba haciendo demasiado mayor para la adopción y todavía era demasiado joven para mudarse y vivir de forma independiente.

Pasó los los siguientes seis años antes de cumplir sus 18 cambiando de familia de acogida. Nunca encontró un hogar en el que se sintiera totalmente a gusto, lo que la hizo sentirse sola.

Benzakein convirtió su experiencia negativa en positiva al cuidar ella misma de niños de acogida más adelante. Acogió a dos grupos de hermanos -un total de seis niños- que necesitaban urgentemente un hogar.

Empezó a ofrecer su casa a niños necesitados después de tener dos hijos biológicos con su ex marido, Eli (14) y Brenna (9). Will (19), Carter (14), Sidney (13), Buddy (8), Kendrich (6) y T.J. (4) son todos recién llegados.

“Todo el mundo me dice lo afortunados que son estos niños y lo bien que lo hice”, dijo Benzakein según Newsner. “Voy a llorar… me han castigado. Pasé mis 20 años pensando que no necesitaba una familia, pero lo hice: me dieron un propósito”.

Un tribunal de Milwaukee dictaminó recientemente que podía adoptar formalmente a todos los niños.

“Creo que estamos muy bien juntos”, dijo según la publicación. “No sé si soy la mejor madre, pero soy su mejor madre: los quiero”.

Bruce Pie – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.