Redacción BLes- Luego de que se difundiera la noticia que el presidente Trump y su esposa habían contraído el virus del PCCh, Twitter emitió un comunicado oficial en el que informaba que eliminaría el contenido de todo posteo que publique deseos de muerte sobre cualquier persona como resultado de enfermedades fatales. Sin embargo aún no se vió actuar a los moderadores de Twitter.

“Los tweets que desean o esperan la muerte, daños corporales graves o enfermedades fatales contra *cualquier persona* no están permitidos y deberán eliminarse. Esto no significa automáticamente suspensión”, dice el mensaje de Twitter, que fue publicado luego de que se confirmara el traslado del presidente Trump al Hospital Militar Walter Reed.

El mensaje también señala que no necesariamente un deseo de muerte provocaría automáticamente una suspensión. Según indican las políticas de comportamiento abusivo de la empresa, se considera “una serie de factores” al determinar la sanción apropiada por violaciones.

“Por ejemplo, podemos pedirle a alguien que elimine el contenido infractor y sirva un período de tiempo en modo de solo lectura antes de que pueda volver a tuitear”, señalan las políticas de comportamiento.

Si bien se nota una enorme cantidad de mensajes de apoyo hacia el presidente y su familia por la situación que les toca vivir, en Twitter se puede leer una gran cantidad de mensajes aberrantes con deseos de muerte y regocijo hacia el presidente, escritos por oponentes políticos y fanáticos de izquierda.

Tal es el caso de Zara Rahim, ex miembro del equipo de Obama y portavoz nacional de Clinton, quien posteó: “Ha sido contra mi identidad moral tuitear esto durante los últimos cuatro años, pero espero que muera”

Por otro lado, Steve Cox, candidato independiente al Congreso de los Estados Unidos por California, twitteó: “¿Y si, al final, ambos candidatos de mxxx mueren y # COVID19 termina salvando al mundo?” 

La comediante Lisa Curry escribió: “Espero que sufra por esto y muera, además de perder la noche de las elecciones”.

Fueron muchas las muestras durante los últimos meses del sesgo de Twitter a la hora de censurar y eliminar mensajes de su plataforma. En reiteradas ocasiones se pudo ver cómo la empresa censuró publicaciones del presidente Trump y sus seguidores al tiempo que permitió la publicación de videos manipulados contra el presidente Trump, incluso producidos por la campaña Biden.

Un ejemplo reciente de esta parcialidad por parte de los moderadores fue cuando el presidente Trump posteó en su cuenta de Twitter, lo que resulta una evidente parodia sobre Biden, aparentemente bailando “F — Tha Police”, y minutos después el video fue caratulado como “información manipulada”.

Paralelamente la campaña Biden publicó en las redes sociales un video en que se puede escuchar a Trump diciendo: “El coronavirus, este es el nuevo engaño”. Como si el presidente Trump estuviera minimizando al virus del PCCh. 

Pero realmente, Trump en sus comentarios originales, no dijo “este es el nuevo engaño” inmediatamente después de decir “coronavirus”, como lo hace parecer el anuncio. El comentario sobre “el engaño” fue hecho varias oraciones más tarde, pero lo hizo en referencia a los medios de comunicación y cómo estos cubrieron su juicio político, no haciendo referencia concretamente al virus del PCCh.

El video pretende mostrar al presidente minimizando el virus y mostrándolo como un engaño, cuando en reiteradas ocasiones el presidente Trump manifestó la gravedad del virus llamándolo por ejemplo, “asesino duro” el 21 de marzo, y también lo nombró como “plaga” en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 1 de abril.

La campaña Trump no tardó en solicitar a Twitter que use la misma etiqueta que ha colocado en muchos de los posteos del presidente, muchas veces de manera infundada, que dice: “información manipulada”. Sin embargo el video continúa publicado y sin ningún tipo de etiqueta.

Andrés Vacca-BLes.com