Redacción BLesEl presentador de noticias de Fox News, Tucker Carlson, en su programa del lunes 28 de junio por la noche, reveló que un informante dentro del gobierno estadounidense lo llamó para advertirle que la NSA, la agencia de seguridad nacional, está interceptando sus correos electrónicos, mensajes de texto, etc., para sabotear su show y bajarlo del aire.

En su usual monólogo, Carlson inició su denuncia describiendo cómo la guerra contra el terrorismo con la administración Biden cambió y ahora el nuevo foco son los estadounidenses que se oponen al ‘régimen’.

El presentador recordó que la semana pasada, revisando documentos públicos sobre los procesamientos de los manifestantes del 6 de enero en el Capitolio, el FBI sabía con anticipación que ocurrirían disturbios en el Congreso.

Sumado a eso, un agente del FBI confirmó que era cierto.

“El FBI tenía fuentes en esa multitud, fuentes confidenciales, soplones”, dijo Carlson. “Eso es 100% seguro. Pero no son solo los manifestantes políticos que el gobierno está espiando”.

“Ayer escuchamos de un informante dentro del gobierno de EE. UU. que nos advirtió de que la NSA, la agencia de seguridad nacional está vigilando nuestras comunicaciones electrónicas y está planeando filtrarlas en un intento de sacar este programa del aire”, aseguró el presentador.

“Ahora bien, esa es una afirmación impactante, y normalmente seríamos escépticos al respecto, es ilegal que la NSA espíe a los ciudadanos estadounidenses, es un crimen. Este no es un país del tercer mundo, cosas así no deberían ocurrir en Estados Unidos. Pero, por desgracia, ocurren, y en este caso, ocurrieron”, agregó Carlson.

El informante le repitió a Carlson información sobre una investigación que su equipo está realizando sobre una historia que aún no se publicó y que solo lo sabría alguien con acceso a sus correos electrónicos y mensajes de texto.

“La NSA capturó esa información sin nuestro conocimiento y lo hizo por razones políticas. La administración Biden nos está espiando. Hemos confirmado eso”, exclamó el periodista.

Le recomendamos: TRUMP REVELÓ las FECHORÍAS del ex FISCAL GENERAL BILL BARR

Ad will display in 09 seconds

Políticamente incorrecto

Tucker Carlson se ha convertido quizás en uno de los pocos periodistas investigativos considerados como ‘mainstream’ – de los medios principales – que se ha atrevido a hablar en contra de las vacunas por sus efectos adversos y muertes, ha criticado duramente al presidente Biden por cómo la justicia ha tratado a los simpatizantes de Trump que asistieron a la manifestación del 6 de enero, también es un fuerte oponente a la inmigración ilegal y al adoctrinamiento de los americanos con la famosa ‘teoría crítica de la raza’ que enseña a la gente a odiar a los blancos.

En sus monólogos recientes también pidió la renuncia de Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, luego de que declarara ante la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes que quería entender la “rabia blanca” que provocó la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.

Tucker dijo que Milley no solo era un ‘cerdo’ sino también ‘estúpido’.

Durante la gestión de Donald Trump, los medios principales como CNN, MSNBC, NBC y muchos programas de ‘entretenimiento’ como Saturday Night Live, o shows con el presentador Jimmy Kimmel, el expresidente fue ridiculizado, se rieron del acento de su esposa Melania que no es nativa americana, incluso hubo una presentadora que dijo obscenidades sobre su hija, Ivanka Trump.

No obstante, no hubo denuncias de que estos programas o presentadores fueran espiados por el FBI ni las agencias de inteligencia, ni se llamó a un boicot o tuvieron alguna repercusión más que salir en algunos titulares de medios conservadores.

La diferencia quizás yace en qué se considera políticamente correcto para la opinión de los medios principales.

Tucker Carlson toma precauciones

Tucker dijo en su show que presentaron una solicitud de información legal (FOIA por sus siglas en inglés) con la que obligan a las agencias de inteligencia del gobierno a revelar qué información recolectaron sobre él y sus programas, pero no espera que le contesten, aseguró.

“Lo hicimos sobre todo como una formalidad. También nos pusimos en contacto con la oficina de prensa de la NSA y el FBI. No esperamos recibir mucha respuesta, así es como suele ser. Sólo el Congreso puede obligar a la agencia de inteligencia a ser transparente, y debería hacerlo inmediatamente”, presionó el presentador.

“Espiar a los periodistas de la oposición es incompatible con la democracia. Si nos lo hacen a nosotros -y de nuevo, sin duda nos lo hacen a nosotros-, es casi seguro que se lo hacen a otros”, dijo Carlson.

“Esto es aterrador y tenemos que detenerlo de inmediato”, agregó.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com