Redacción BLesEl reconocido presentador, Tucker Carlson, denunció en su programa habitual que la multinacional de las comunicaciones AT&T presionó a las autoridades, para evitar las sanciones impuestas a la empresa China Telecom, acusada de colaborar con el Partido Comunista de China (PCCh) en abusos contra los derechos humanos. 

“En concreto, sabemos que AT&T trabajó para mantener a China Telecom fuera de algo llamado la lista de entidades. Esa lista bloquea a las empresas la venta de productos y tecnología estadounidenses a ciertas firmas extranjeras sin obtener primero una licencia”, dijo Carlson según Daily Caller del 25 de febrero. 

China Telecom “está respaldada por el ejército chino” y “bajo el control” del PCCh, de acuerdo con los funcionarios estadounidenses, estas circunstancias representan un serio riesgo para la seguridad nacional. 

También obtuvo confirmación de AT&T con respecto a su conveniencia de que China Telecom no sea sancionada. 

“AT&T es un socio orgulloso de China Telecom, tiene una empresa conjunta con China Telecom. En una declaración proporcionada a este programa, AT&T admitió que no quiere que China Telecom esté en la lista de entidades, citando posibles consecuencias no deseadas”, dijo Carlson.

Le recomendamos:

Asimismo, obtuvo información del exsubsecretario del Departamento de Comercio, Corey Stewart, quien advirtió que si China Telecom no era sancionada se debería a  influencias de la administración Biden.

“Y estuvimos a punto de incluir a China Telecom, así como a otras empresas, en la lista de entidades. Y permítanme decir esto, el personal de carrera del Departamento de Comercio estaba claramente en camino de hacerlo. Si no lo hacen, significará que hubo presiones de la administración Biden, ejercidas por AT&T, para no incluirlos”, concluyó.

Stewart también explicó sobre la participación de China Telecom en la persecución del PCCh contra los uigures. 

“Hay muy buena información” que sugiere que el PCCh está utilizando la tecnología de telecomunicaciones de China Telecom para “rastrear a las poblaciones minoritarias en China”, lo que está llevando a la “redada” de la población uigur y otros grupos, para encerrarlos en “campos de concentración modernos”.

Por eso se excluyó de las empresas que podían prestar el servicio de almacenamiento de datos de los estadounidenses en la nube. 

Por otro lado, China Telecom hacía parte de una lista publicada por el Departamento de Comercio con 58 empresas de origen chino vinculadas al ejército del PCCh, y que tendrán absolutamente prohibido comprar una amplia gama de productos y tecnología estadounidenses.

José Hermosa – BLes.com