Redacción BLes- El periodista de Fox News, Tucker Carlson aseguró en su programa el miércoles por la noche que en las recientes elecciones presidenciales de los Estados Unidos ciudadanos fallecidos emitieron votos y lo hicieron con complicidad de los demócratas, lo cual confirma la situación de fraude electoral. De este modo, Carlson se diferenció de la mayoría de sus colegas periodistas de otros medios de comunicación hegemónicos que están buscando esconder cada situación de irregularidad que surge respecto a las votaciones. 

Tucker Carlson fue categórico en su habitual monólogo de la noche en la pantalla de Fox News, aseguró que, además de irregularidades de todo tipo que los observadores republicanos están reportando y la campaña Trump presentando como pruebas en sus denuncias, está confirmado la votación de gran cantidad de personas muertas, lo cual implica una auténtico caso de fraude electoral.

Según el periodista de Fox, además de tratarse de una elección por demás injusta para los 72 millones de republicanos que votaron por el presidente Trump, la situación de fraude con complicidad de los medios de comunicación hegemónicos implica una interferencia a la democracia sin precedentes.

Los demócratas, con Joe Biden a la cabeza, tal como lo viene denunciando el propio presidente Trump desde hace meses, modificaron el sistema de votación que se ha llevado a cabo de forma histórica los Estados Unidos. El método que utilizaron para modificar las reglas de juego, fue incentivar a sus votantes a que emitan su voto utilizando el correo postal.

De este modo, con millones de votantes por correo, lograron colapsar el sistema postal de los Estados Unidos como era previsible, generando la vulnerabilidad necesaria para provocar el mayor fraude electoral de la historia. 

En varios estados, como el caso de Nevada, “los demócratas impulsaron que sean enviadas boletas, no solicitudes de boletas, sino boletas reales, a cada votante registrado en el estado, ya sea que solicitaron esas boletas o no. Hicieron esto a pesar de que eran perfectamente conscientes de que más de 41.000 personas que están registradas para votar en Nevada no han votado ni actualizado sus registros en más de diez años. Muchas de estas personas están muertas o se han ido, pero de todos modos obtuvieron votos”, denunció Carlson en su programa.

Te puede interesar:

Luego el periodista continuó relatando algunas historias de ciudadanos con nombre y apellido que a pesar de estar muertas desde hace años figuran como votantes efectivos en las últimas elecciones, no solo en Nevada sino en muchos estados donde aún se está disputando la victoria entre los candidatos por apenas unos pocos miles de votos.

Carlson apuntó también contra los monopolios tecnológicos como grandes cómplices del escándalo. “El fraude no solo vino por la votación de personas muertas Los monopolios tecnológicos de Silicon Valley utilizaron su control sin precedentes sobre las noticias y la información para silenciar a los partidarios de Donald Trump y proteger a Joe Biden”.

También denunció a los demócratas de utilizar el virus del PCCh como herramienta política para alimentar el fraude. “Al mismo tiempo, las autoridades de salud pública y los gobernadores de los estados azules manejaban la pandemia como un arma política partidista. Es difícil creer que hicieron eso, pero lo hicieron. No es una teoría. Ocurrió. Podemos probarlo”.

En este sentido también acusó a los grandes medios de comunicación quienes, según asegura Carlson, eligieron no demostrar la situación de fraude y lejos de eso colaborar en su desarrollo.

El periodista cerró su monólogo diciendo: “Si quiere gobernar una democracia, necesita una cosa sobre todo: la confianza social. Si quieres que la gente tenga confianza social, si quieres que crean en el sistema, no basta con gritarles en la televisión y decirles qué deben creer. Tienes que crear un sistema en el que merezca la pena creer”.

Andrés Vacca-BLes.com