Redacción BLes-El presidente estadounidense Donald Trump visitará la ciudad de Kenosha, Wisconsin, a pesar de la oposición del gobernador, Tony Evers, quien tras 9 días de disturbios no logró pacificar la ciudad. 

Luego de que el afroamericano Jacob Blake fuera baleado por la policía el 23 de agosto en Kenosha, cientos de manifestantes ignoraron los toques de queda obligatorios, hubo unos 34 incendios y al menos 30 negocios fueron destruidos o dañados, informó la Associated Press. 

Por su parte el presidente Trump envió la Guardia Nacional para la protección de los ciudadanos y de sus bienes, dado que las revueltas, que debieron ser  manifestaciones pacíficas, no fueron controladas por las autoridades locales.    

“Si no insistiera en que la Guardia Nacional se activara y entrara en Kenosha, Wisconsin, no habría Kenosha ahora mismo. Además, habría habido muchas muertes y lesiones. Quiero agradecer a las fuerzas del orden y a la Guardia Nacional. ¡Nos veremos el martes!”, tuiteó Trump. 

Evers expresó su oposición a la visita de Trump escribiéndole: “Me preocupa que su presencia solo obstaculice nuestra curación. Me preocupa que tu presencia solo retrase nuestro trabajo para superar la división y avanzar juntos”, cita Fox News el 30 de agosto. 

Para Trump está claro que debe apoyar la seguridad de los ciudadanos y la de los bienes federales en todo el país, por lo que ha dispuesto la intervención de los oficiales federales en las ciudades bajo asedio, que no han sido debidamente custodiadas por los dirigentes demócratas encargados. 

“La única manera de detener la violencia en las ciudades con alta criminalidad demócrata es a través de la fuerza”, reiteró Trump en uno de sus tuits.  

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere, confirmó que la visita de Trump se realizaría el 1° de septiembre, siguiendo lo programado, según UPI.  

“La Casa Blanca se ha visto honrada con el apoyo de personas de Kenosha que han acogido con agrado la visita del Presidente y anhelan un liderazgo que apoye a las fuerzas del orden locales y a las empresas que han sido objeto de actos de vandalismo”, escribió Deere el 30 de agosto.

Añadió: “El Presidente Trump espera con interés visitar el martes y ayudar a esta gran ciudad a sanar y reconstruir”.

José Hermosa-BLes.com