Redacción BLes- En un hecho inédito el presidente Trump vetó la Ley de presupuesto de defensa para el año 2021 por un monto de 740.000 millones de dólares y calificó la legislación como un regalo para China y Rusia. El proyecto de Ley había sido aprobado abrumadoramente en la Cámara controlada por los demócratas.

Si bien el presidente Trump había anunciado que podría vetar la Ley, su confirmación no dejó de sorprender a muchos. Trump, más que cualquier presidente en las últimas décadas, ha demostrado un compromiso muy fuerte con las fuerzas armadas, destacando siempre la importancia de “la paz a través de la fuerza”.

Sin embargo, el miércoles el presidente Trump vetó la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA por sus siglas en inglés) anual, que autorizaba 740.000 millones de dólares en gastos militares para el año 2021. ¿Cuál es la razón de fondo para tomar semejante decisión?.

En el mensaje publicado por la Casa Blanca en el cual el presidente Trump anunció su veto a la Ley, asegura que su administración reconoce la importancia de la Ley para la seguridad nacional. Sin embargo, advierte, la Ley no incluye medidas críticas de seguridad nacional, incluye disposiciones que no respetan a nuestros veteranos y la historia de nuestro ejército. Contradiciendo los esfuerzos de la administración para poner a Estados Unidos en primer lugar en nuestras acciones de seguridad nacional y política exterior. ”Es un “regalo” para China y Rusia”, aseguró Trump.

El presidente manifestó en reiteradas ocasiones que la NDAA debe incluir una derogación de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, que protege las plataformas de Internet como Facebook y Twitter de la responsabilidad legal por el contenido publicado por los usuarios. La Ley vetada el miércoles por Trump no incluía la derogación.

“La Ley ni siquiera realiza cambios significativos en la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, a pesar de los llamamientos bipartidistas para derogar esa disposición. La Sección 230 facilita la difusión de desinformación extranjera en línea, que es una seria amenaza para nuestra seguridad nacional e integridad electoral. Debe ser derogado”. Aseguró el presidente Trump en su comunicado oficial.

Trump tiene razón sobrada para exigir que el Congreso aborde la creciente desconfianza sobre las grandes empresas tecnológicas que administran contenido en línea con políticas inconsistentes que generan temores de censura e intromisión política.

La semana pasada el presidente Trump ya había preanunciado en su cuenta de Twitter que podría vetar la ley: “Vetaré el proyecto de ley de defensa, que hará que China se sienta muy infeliz. Les encanta. Debe tener la terminación de la Sección 230, proteger nuestros Monumentos Nacionales y permitir la remoción de militares de tierras lejanas y muy poco apreciadas. ¡Gracias!”

La NDAA es posiblemente una de las responsabilidades más importantes del gobierno de los Estados Unidos. Sobre todo en los tiempos actuales, en los que Estados Unidos debe cumplir su rol a escala global de colaborar en la paz mundial. Nos enfrentamos a un régimen chino en ascenso, una Rusia impredecible, un agresivo Irán y una peligrosa Corea del Norte.

Andrés Vacca-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.