Redacción BLesEn una conferencia de prensa el miércoles 7 de julio por la mañana, el expresidente Donald Trump anunció una demanda colectiva contra los gigantes tecnológicos Twitter, Facebook y la empresa matriz de YouTube, Google, argumentando una fuerte “censura ilegal” contra él y el público conservador.

Desde su propiedad en Bedminster, Nueva Jersey, Trump junto a su equipo de abogados anunció que el objetivo de las demandas es ante todo proteger el derecho a la libertad de expresión que garantiza la Primera Enmienda. 

“Exigimos el fin de la prohibición de las sombras, el fin del silenciamiento y el fin de las listas negras, el destierro y la cancelación que ustedes conocen tan bien”, dijo Trump durante una aparición en su campo de golf en Bedminster, Nueva York. Jersey, miércoles por la mañana.

A pesar de lo complejo de la situación, Trump se mostró optimista al respecto y aseguró: “Demostraremos que esta censura es ilegal, inconstitucional y completamente antiestadounidense”.

Las demandas se presentarán en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el Distrito Sur de Florida y solicitarán al juez que ordene el cese inmediato de todas las “prohibiciones, censuras, listas negras y cancelaciones” de personas e instituciones que expresan puntos de vista políticos fuera de la corriente principal por parte de las empresas de redes sociales.

Las acciones legales presentadas cuentan con el apoyo del America First Policy Institute (AFPI), una organización sin fines de lucro abocada a litigios constitucionales con el objetivo de restaurar los derechos más fundamentales de los estadounidenses. Aunque Trump destacó que él mismo figura en las causas como el demandante principal.

Le recomendamos: Robert Kennedy Jr. ADVIRTIÓ sobre la agenda de las Big Pharma para esclavizar a la humanidad

Ad will display in 09 seconds

El presidente, el director ejecutivo y el presidente de la junta directiva de AFPI, junto a los ex funcionarios de Trump, Linda McMahon y Brooke Rollins, lo acompañaron durante el anuncio.

Twitter, Facebook y Google prohibieron a Trump de sus plataformas por sus afirmaciones y denuncias respecto a que las elecciones presidenciales de 2020 fueron robadas por el Partido Demócrata. Twitter informó que la prohibición de Trump será permanente, Facebook impuso una prohibición de dos años a la cuenta del expresidente y YouTube, propiedad de Google, mencionó que no reducirá su suspensión hasta que se determine que el supuesto “riesgo de violencia” haya disminuido.

Tanto las firmas afectadas, como el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, y el director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, fueron nombrados en las demandas.

Las acusaciones de Trump y su equipo legal apuntan a convencer a los jueces de que los gigantes tecnológicos no están funcionando como empresas privadas que persiguen simplemente un rédito económico, por el contrario con su accionar están haciendo política y  siguiendo una clara ideología que atenta contra los valores tradicionales de la patria. 

Además acusó al gobierno de Joe Biden de utilizar Facebook, Twitter y Google como un “brazo de censura de facto” durante la pandemia provocada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh). Como sucedió con el caso de las denuncias que indicaban que el virus se había originado en un laboratorio de Wuhan. También sucedió lo mismo cuando profesionales y políticos hablaron de medicamentos preventivos super eficientes como la hidroxicloroquina y fueron completamente callados en las redes sociales 

También criticó el escudo de protección legal que tienen las Big Tech con la polémica Sección 230 que dichas empresas emplean para desligarse de toda responsabilidad por lo que sucede dentro de sus plataformas. Cuando el sentido original de dicha Sección es proteger a los niños de contenidos dañinos. 

Al utilizar una demanda colectiva como herramienta legal, Trump encabeza un amplio grupo de personas que afirman que han sido censuradas debido a prejuicios políticos. Según aseguró, “miles de personas” quieren unirse a la demanda a la cual calificó como la demanda más grande de su tipo.

“Pedimos a la corte que imponga daños punitivos a estos gigantes de las redes sociales. Vamos a responsabilizar a las Big Tech. Esta es la primera de muchas otras demandas”, aseguró el expresidente.

Andrés Vacca– BLes.com